Los jugadores de la Segoviana celebran el primer gol que el equipo azulgrana logró ante la Cebrereña. / KAMARERO
Publicidad

La Gimnástica Segoviana ha dejado atrás al equipo de juego de toque y posesión que le ha caracterizado en las últimas temporadas en la Tercera División, e incluso en la Segunda B, y sin desdeñar ese tipo de fútbol que tanto gusta a la grada de La Albuera, sí está evolucionando hasta convertirse en un conjunto menos brillante, pero también más versátil, sabiendo adaptarse a lo que le piden los encuentros.

No le está resultado sencillo al equipo asimilar las ideas que le está inculcando Manu González para conseguir esa versatilidad en los partidos, pero no cabe duda que el rendimiento en lo que a resultados se refiere está siendo más que positivo, tras la victoria que logró la Segoviana en El Burgo de Osma el pasado sábado, remontando el 0-1 que logró el Sporting Uxama, y que le permitió sumar tres valiosos puntos a la espera de lo que hicieran ayer la Arandina y el Zamora.

Y lo que sucedió fue que el Zamora no logró puntuar en su visita a La Eragudina, donde el Atlético Astorga se jugaba buena parte de sus opciones de clasificación para el play off de ascenso. El 2-1 final lleva a la Segoviana a empatar con el equipo zamorano en la segunda plaza de la clasificación, si bien el conjunto gimnástico permanece en el tercer puesto, ya que la diferencia de goles en el average general que tiene el Zamora resulta inalcanzable para los gimnásticos.

La Arandina recupera el primer puesto en solitario después de vencer por 3-0 al Santa Marta en El Montecillo, manteniendo la distancia de tres puntos con la Segoviana. La fiabilidad del conjunto ribereño está siendo más que destacada, y los siete goles recibidos en 23 partidos reflejan su extraordinario trabajo defensivo.

LAS COSAS DEL INVIERNO

La vigésimo tercera jornada de Liga trajo consigo las primeras suspensiones de partidos por la nieve, afectando principalmente a la zona baja de la clasificación, puesto que no solo el CD La Granja se quedó sin jugar su encuentro, sino que tampoco pudo hacerlo el Briviesca en su campo frente al Cristo Atlético. Si los clubes no se ponen de acuerdo en una nueva fecha de celebración de su partido, será la Federación Española quien la designe, puesto que no hay que olvidar que es ahora quien controla directamente el grupo octavo de la Tercera División, con sus ventajas y sus inconvenientes, puesto que, por poner un ejemplo, hasta la última hora del viernes no estaban publicadas las sanciones que impuso la Jueza Única de Competición en la jornada precedente.