Publicidad

La penúltima rueda de prensa de la temporada del Naturpellet Segovia Futsal, que protagonizaron el técnico Diego Gacimartín y el jugador Antonio Diz, centró buena parte del interés en el encuentro que el próximo sábado disputará el conjunto segoviano en el Pedro Delgado frente al Osasuna Magna, “y que dependiendo de los acontecimientos podría ser el último en la Primera División”, señaló el entrenador del equipo, pero no pudo evitar dirigirse a la situación actual del club, y a ese último partido en Valdepeñas, donde se pondrá en juego la permanencia con el conjunto de Ciudad Real en la cancha, y el UMA Antequera enarbolando la bandera del Naturpellet en la grada.

De momento, el encuentro del sábado, a partir de las 18.30 horas, será uno de los más especiales para el conjunto segoviano, tanto por lo que hay en juego como por la categoría del rival, “porque el Osasuna Magna es un equipazo que está peleando por la tercera plaza, que maneja muy bien el juego de cuatro, con jugadores muy verticales, muy bien entrenados por Imanol, que tienen un uno contra uno y una capacidad de finalización tremenda”.

Ante un oponente de esas características, el Naturpellet podrá oponer su capacidad defensiva “ya que sabemos que si defendemos bien y no concedemos transiciones siempre tenemos opciones en los partidos”, y también el hecho de jugar sin la presión de otros encuentros, ya que si se dan los resultados normales, la permanencia se decidirá en Valdepeñas “aunque no sea lo mismo ir allí un punto por delante, que dos por detrás”.

LA ÚNICA AUSENCIA

Buitre será la única baja en el equipo, ya que sufre una sobrecarga en el psoas de la que no se ha podido recuperar a tiempo. Salvo lesión de última hora, el resto del plantel llegará en buenas condiciones físicas, y algo mejor en el apartado mental, después de la semana de vacaciones que concedió el cuerpo técnico, “porque la gente tenía que recuperarse mentalmente después de estas semanas tan duras que estamos pasando, porque el trabajo de los entrenamientos se hace difícil, aunque en los partidos se haga un esfuerzo para que no se note”.

El Valdepeñas jugará el Viernes en el Palau, y Diego Gacimartín no las tiene todas consigo con respecto a ese encuentro, “ya que puede estar claro el pronóstico, y el hecho es que el Barça se está jugando ser primero. Pero después de un parón como el que ha habido nunca sabes lo que puede pasar”. Incluso un empate en el Palau le valdría al Naturpellet para, pese a no puntuar con el Osasuna, poder jugarse la permanencia a la carta de la última jornada.

«SENTIMOS EL APOYO DE LA AFICIÓN»

Antonio Diz, que se medirá a su hermano Alex el sábado en el Pedro Delgado, ejerció de improvisado portavoz de la plantilla cuando afirmó que “por supuesto que sentimos el apoyo de la afición, y agradecemos cada muestra de ese apoyo. Ojalá podamos brindarles un buen partido”, aunque prefirió pasar de lado por el asunto extradeportivo, “ya que no soy capitán y no debo entrar en esos temas”, y finalizó con una autocrítica al afirmar que “soy el primero que sé que no he dado el nivel esta temporada. Sí en compromiso, pero no en lo que yo sé que puedo aportar en la pista. Pero quedan dos partidos, y en el deporte solo te acuerdas de lo que ha pasado al final. Ojalá pueda ser bueno para nosotros”.