Publicidad

Las victorias de Gimnástica Segoviana y CD La Granja en la vigesimonovena jornada de competición mantienen a azulgranas y granjeños cerca de sus objetivos, tanto que unos y otros dependen de sí mismos para conseguirlos, aunque el calendario de competición en las nueve jornadas que resten para el final no les sea precisamente propicio.

En el caso de la Segoviana, el triunfo contundente ante el Santa Marta, con tres goles de un Mika que se coloca segundo en la tabla de máximos realizadores del grupo octavo, mantiene a los gimnásticos a dos puntos de la Arandina, y a tres del Zamora, y salvo gran sorpresa, serán los enfrentamientos directos entre estos tres conjuntos los que terminen de decidir las posiciones en la tabla.

En este aspecto, hay que tener en cuenta que la Segoviana jugará cuatro partidos en La Albuera, frente a un rival situado en mitad de la tabla como el Bupolsa, otro que aspira al play off como el Numancia B, más otros dos ante los dos Atléticos que no se juegan nada (Tordesillas y Bembibre), y cinco como visitante, dos de ellos de máxima exigencia como Zamora y Arandina, otro par ante equipos que tienen la temporada hecha (Virgen del Camino y Cristo Atlético) más otro frente a un Bupolsa que se está jugando la permanencia. Todo un reto para un equipo que parece llegar en buen momento a la recta final de la temporada regular.

MOTIVOS PARA EL OPTIMISMO

El CD La Granja se ganó el derecho a seguir dependiendo de sí mismo con su valiosa victoria ante el Cristo Atlético, y pese a que acumula el número de bajas suficientes como para conformar otro equipo, al igual que la Segoviana tiene a su favor un calendario en el que los enfrentamientos directos van a terminar decidiendo los puestos de descenso a Regional, sobre todo un importantísimo encuentro en El Mancho frente a la Cebrereña el 7 de abril.

Pero, hasta entonces, el equipo del Real Sitio debe solventar partidos también decisivos como el que la próxima jornada le llevará a Briviesca, o el siguiente que el conjunto de Diego Yepes jugará en La Albuera frente a un La Bañeza que poco pondrá en juego.
Esos dos encuentros tendrán su importancia, porque el sprint final para el conjunto granjeño será demoledor, con las visitas a El Hospital de Real Ávila y Arandina , y los desplazamientos a los campos del Júpiter Leonés y Atlético Astorga, que se estará jugando el play off. Todo un reto para un equipo que compitió muy bien el pasado sábado, pero que necesita recuperar efectivos para poder seguir manteniendo la intensidad y de esta manera salvar una categoría que sigue teniendo a un solo punto. Tal y como le ha ido la temporada al CD La Granja, existen motivos para el optimismo.