d1-1kama_Futbol-La-Granja-Santa-Marta_KAM3331
El centrocampista del CD La Granja sufre una entrada de un jugador de la UD Santa Marta en el partido disputado en el campo de El Hospital. / KAMARERO
Publicidad

Partido de escasas oportunidades en El Hospital entre el CD La Granja y la UD Santa Marta, que terminó con victoria para los salmantinos por la mínima (0-1) en el tiempo añadido con un golazo de Lolo. Los dos equipos debutaron en el Grupo VIII de la Tercera División con la firme idea de mantener el orden en sus respectivas estructuras y a la espera de encontrarse con algún tanto. Tras un primer tiempo en el que ambos bandos estuvieron bien organizados, el aspecto físico, el calor y los cambios jugaron en contra de los locales y a favor de los visitantes en el tramo final del encuentro. La falta de acoplamiento de algunos jugadores en los últimos minutos y la lesión que sufrió Pau, así como la ausencia destacada de centrocampistas como Velasco, Juli o Berrocal, dieron lugar al desorden y fueron factores claves para que el bloque de Arturo Martín se llevara los tres puntos en la primera jornada de liga.

José Luis Segovia alineó un once con Lorenzo bajo palos y una línea de cuatro defensas con Kike y Pluma en la dupla de centrales y David y Mateos en los laterales. Pau y Guty sujetaron el pivote con Terleira en la media punta, y arriba Mario, Lázaro y Gabi como referencia. Martín, por su parte, se presentó en El Hospital con Charly en portería; Yuberth, Lolo, Juan Pablo y Ruby en la zaga; Asensio en el pivote, escoltado por Diego y en bandas Nacho y More. La punta se la repartieron Lerma y Alberto.

La primera ocasión se la cobraron los visitantes, aunque Lázaro puso la réplica pocos instantes después. Desde los primeros compases se notó el trabajo táctico de Segovia. El equipo salió replegado y esperando la cercanía del esférico en sus inmediaciones para presionar. La labor desempeñada en primera instancia por Terleira y los tres hombres de ataque resultó crucial para impedir el desarrollo del juego a los visitantes. Esta disposición obligó al conjunto salmantino a llevar su sistema por bandas, con un activo Yuberth por la derecha. De esta manera, Lerma aprovechó un centro del lateral, que tambaleó el 0-0.

La ordenación fue el sostén de La Granja, aunque su empeño por priorizar la colocación rezagó el interés principal de ir a por el partido; más aún cuando el cuadro blanquirrojo presentaba problemas para sacar el balón e hilvanar jugadas. Mario tomó las riendas cuando a la plantilla la faltaba lectura del transcurso del duelo para evidenciar mayor ahínco. En definitiva: ir a por el contrincante. Con esta mentalidad salió el equipo en la segunda parte.

La dinámica del encuentro se rompió a medida que el físico fue lastrando a ambos planteles. Ante esta circunstancia, Guty tomó el sitio de Terleira para intentar pases entre líneas, buscando siempre la combinación con Lázaro y Gabi.

Los cambios en el esquema de Segovia no surtieron efecto y, añadido al cansancio, el once quedó descompensado. Este factor supo aprovecharlo el Santa Marta y Yuberth estrelló un disparo en el travesaño. Sin llegar a ser determinante el peligro de los visitantes, al conjunto granjeño se le puso cuesta arriba el desenlace, pensando más en el final que en ir a por los tres puntos. Con las tres sustituciones consumidas, Pau sufrió un pinchazo en la pierna derecha y cumplió los últimos minutos sin apenas poder correr.

Ya en el añadido, el equipo terminó desordenado y con dos hombres en el suelo, Kike y Mario, los salmantinos rompieron la lata con un golazo de Lolo que en su efecto se coló por la escuadra contraria. Con el 0-1 definitivo, los tres puntos pusieron rumbo a Santa Marta de Tormes.

Compartir