El centrocampista del CD La Granja Jesús Horcajo ‘Chechu’ intenta cortar una jugada impulsada por el atacante de la Arandina Asier Barahona, en el partido disputado en el campo de El Hospital. / KAMARERO
Publicidad

Demasiado rival para el CD La Granja el que se presentó en el campo de El Hospital. Una plantilla que llegó desde la Ribera del Duero a San Ildefonso con la intención de acabar la temporada lo más alto posible en la clasificación y, tras ganar 0-4, se marchó con el certificado para jugar la fase de ascenso a Segunda B y con el liderato bajo el brazo -a la espera de lo que haga el Zamora-. Y es que la Arandina ostenta ese devastador efecto que tienen los equipos grandes de generar ocasiones hasta que terminan de hacerlas efectivas y, en el caso de contra un conjunto de distinta meta, hasta de abrir una pronunciada brecha. Fueron cuatro los goles que le cayeron al plantel de Diego Yepes que, en su objetivo por mantener la categoría, pronto se vio remando a la contra. En el minuto cuatro ya mandaba el cuadro de Javier Álvarez de los Mozos en el marcador, con un gol de Ruba, y en el segundo tiempo confirmaron su superioridad a través de Escudero, Rubiato y Asier.

Los jugadores de la Arandina empezaron imprimiendo una intensidad de primer grado. Rápidos en la ejecución de ideas y con el fin claro. Con un De los Mozos exigente desde el inicio y con el guardameta Carmona dirigiendo una orquesta a la que no hacía falta añadirla más presión que la que ya ponía el propio técnico con su particular partitura. El hecho de quedar lo más arriba posible en la tabla hizo que todos los componentes del cuadro ribereño mamaran el objetivo a seguir desde el pitido inicial. Interiorizada a lo largo de la semana, pronto hicieron suyo el peso del encuentro y apenas necesitaron cuatro minutos para verse por encima del electrónico, con un gol del capitán Ruba al segundo palo (0-1).

A los locales no los dio tiempo ni de tomar contacto con el balón. Las imprecisiones invadieron su planteamiento, fruto del alto ritmo que esgrimió el conjunto visitante. Conforme fueron consumiéndose los minutos, la Arandina redujo una marcha su despliegue físico aunque no por ello dejó de perseguir puerta. De esta manera, La Granja fue entrando en el partido, pero lejos de plantar cara a las exigencias ribereñas. Un disparo de falta de Dani Lázaro fue lo más destacado de un plantel local que se hartó a realizar un trabajo defensivo para, muchas veces, llegar tarde a los balones que movió con verticalidad el rival.

Fue Asier el que volvió a acercarse al marco de Lorenzo con una clara oportunidad que terminó en el larguero tras superar la estampa del portero granjeño con una finalización de entidad. Pese al ahínco que mostraron, la evidencia de esta ocasión y el hecho de llevar el dominio del juego, la Arandina no volvió a contabilizar más jugadas de peligro durante el primer tiempo; mientras que el cuadro azul perfiló sus contadas acciones de ataques con balones largos que buscaron a Guty y a Yuki, pero su baja estatura ante la envergadura de la zaga contrincante no encontró resultado. Volvió a ser Lázaro el que se sacó un tiro que a punto estuvo de valer el empate antes del descanso. Como broche a los primeros 45 minutos, De los Mozos fue expulsado por ciertos comentarios que posiblemente tendrán una cara sanción.

Tras el ecuador, Yepes dio un paso al frente en la parcela ofensiva e introdujo a Koby e Ionel por Chechu por Yuki y Chechu. Más liberado y más activos salieron los granjeños que en la primera parte, pero el guión en los cuatro primeros minutos acabó siendo el mismo; pues la Arandina materializó el segundo a cuenta de Escudero con un disparo desde fuera del área que dio en un defensor local y desvió su trayectoria. Este tanto dejó tocado a los locales y, poco después, Ruba aprovechó un balón en la banda derecha para asistir en boca de gol a Rubiato y hacer este el tercero. Con los ánimos venidos a menos, el cuarto no tardó en llegar y Asier aprovechó un descuido de la zaga granjeña para personarse frente a Lorenzo y ejecutar sin contemplación.

Ya con los brazos bajados, los integrantes de La Granja miraban el reloj ante las llegadas que continuaron desarbolando su defensa. Finalmente, el choque concluyó 0-4, una victoria que da matemáticamente el pase al play off a los ribereños. Pese a la derrota, la parte baja del Grupo VIII apenas registró movimientos. Perdió el Briviesca y empató la Cebrereña, por lo que los hombres de Yepes quedan dos puntos por encima de los puestos de descenso.