Álex Conde, autor del gol que supuso el empate azulgrana en La Devesa, progresa con el balón perseguido por un contrario. / KAMARERO
Publicidad

La Gimnástica Segoviana no pudo pasar del empate a uno en un encuentro muy igualado donde los segovianos no pudieron imponer su ley frente a un gran Atlético Bembibre, al que no acompañan los resultados, pero que sin duda está haciendo méritos para estar más arriba en la tabla.

Visitaba la Gimnástica Segoviana el campo de La Devesa para enfrentarse a un Atlético Bembibre muy por debajo en la clasificación con respecto a la posición privilegiada de los segovianos, instalados en la zona de play off. Sin embargo, esa diferencia de puntos entre ambos no se vio reflejada en el terreno de juego, sobre todo en el primer período, y es que el Bembibre puso en aprietos al conjunto segoviano durante ciertos momentos del partido.

El partido comenzaba con una reivindicación por parte de los seguidores del Atlético Bembibre por el futuro del Bierzo como consecuencia del entierro de la minería del carbón, el cierre de la central térmica de Anllares y la falta de inversión en infraestructuras que vive la comarca de el Bierzo. Tras este acto reivindicativo, comenzaba el encuentro de forma vibrante. Salió enchufado el Atlético Bembibre que ya avisó con una buena ocasión en el minuto cinco, tras un centro de Modia al que no pudo llegar Angulo por poco.

Hizo lo propio la Gimnástica con otra jugada de peligro justo un minuto después, nacida de las botas de Conde, que tampoco encontró rematador. Ivi estuvo cerca del 0-1, pero Samu lo impidió, y Kike también rondó el gol, aunque un inoportuno resbalón le cerró la posibilidad de rematar sobre la meta de un Ivanildo que estuvo a un muy alto nivel.
A punto de cumplirse la media hora de juego llegó el primer tanto del encuentro. Angulo fue el encargado de dar ventaja a los suyos tras una gran combinación entre Modia y Dani, con este último poniendo un centro medido a la cabeza del delantero colombiano, que remató de cabeza al fondo de las mallas.

Sin embargo, la reacción de la Gimnástica no se hizo esperar y Álex Conde era el encargado de volver a poner las tablas en el marcador pocos minutos después del tanto inicial de Angulo. Tras dos auténticos paradones de Ivanildo, el primero al propio Conde, y el segundo a remate a bocajarro de Charly, Conde transformaba el tanto del empate con un disparo a la escuadra, fuera del alcance del guardameta local. Buena y rápida reacción de los segovianos que lograron marcharse al descanso con el empate uno.
Tras el paso por el vestuario después de una primera parte muy igualada, la segunda mitad comenzó de la misma forma. La tónica fue la misma con una Gimnástica que no quería especular con el resultado y que fue en busca de un gol para conseguir la victoria. Sin embargo, la igualdad entre ambos seguía siendo máxima, por más que paulatinamente la Segoviana se fuera haciendo con el mando del choque, frente a un oponente que por momentos acusaba la intensidad del partido.

CAMBIOS OFENSIVOS

Dani Abad entraba en sustitución de Kike para dar más oxígeno al centro del campo segoviano. Al igual que Juan de la Mata, que aparecía en el partido por Domingo para generar más peligro en ataque. Los cambios dieron alas a la Gimnástica que fue la clara dominadora del encuentro en la segunda mitad. Tan solo las fantásticas intervenciones de Ivanildo lograron mantener el empate en el electrónico.
Pero el Bembibre no iba a dar su brazo a torcer y cuando se llegaba a los últimos minutos gozó de una oportunidad de oro para llevarse los tres puntos. Sin embargo, esta vez fue Facundo quien salvó a los suyos con una gran intervención a un disparo de Dani Martínez en el minuto 86 que hubiera supuesto la derrota gimnástica.

En los últimos minutos, la tensión se cortaba con un cuchillo, pero ninguno de los dos conjuntos logró generar una ocasión clara para conseguir la victoria, con lo que el 1-1 reinó en el marcador. La Segoviana suma un punto insuficiente para sus aspiraciones de clasificarse en el primer puesto al finalizar la liga regular.