Darío Ajo se dispone a lanzar sobre la portería del Cisne entrando desde el extremo. / AMADOR MARUGÁN
Publicidad

La competición dentro de la División de Honor Plata de balonmano cierra su primera vuelta en la tarde de hoy, con la disputa de los partidos correspondientes a la decimoquinta jornada de liga, que para el Viveros Herol Nava supondrá otro desplazamiento exigente con la visita a la cancha del Cisne, quinto clasificado.

No cabe duda del mérito que tiene la primera vuelta realizada por el equipo de Dani Gordo, actualmente coliderando la tabla con al FC Barcelona B después de haber ejercido como visitante en los encuentros frente a los nueve primeros, excluyendo al Puerto Sagunto, al que tocará rendir visita en el siguiente fin de semana. Haber jugado ya en las pistas de Barça B, Alarcos, Palma del Río, Torrelavega, Zamora y Sant Martí, y pese a ello mantenerse en el puesto de ascenso directo a Asobal señala el buen trabajo realizado por un plantel de jugadores que aún tiene margen de mejora.

El equipo gallego se ha metido por méritos propios en posiciones de fase de ascenso, aunque ha bajado su rendimiento en los últimos partidos

El Cisne está realizando una gran temporada, de nuevo a las órdenes de Jabato, que ha formado un conjunto sólido, capaz de derrotar en su cancha del Centro de Tecnificación Deportiva a conjuntos como el Alarcos o el Puerto Sagunto. Con jugadores ofensivos como Alex Chan, Alberto Casares o Pablo Gayoso, más la aportación en la portería de Marco Antelj, el equipo gallego cuenta con buenos argumentos para ganar partidos, aunque los tres encuentros consecutivos sin conocer la victoria le hayan hecho descender algunas posiciones. Pero el Cisne, a cinco puntos de los naveros se encuentra en disposición de optar al play off, y no querrá desaparecer de esa zona alta de la tabla que aún está demasiado poblada, con tres equipos empatados a 16 puntos.

En el Viveros Herol, Dani Gordo no tendrá más bajas que la de Adrián Rosales, ya que tanto las molestias de Toma Brakocevic como los procesos catarrales de Álvaro y Bernabéu no parecen tan importantes como para hacer pensar en que no puedan ayudar a sus compañeros sobre la pista. La del Cisne en la tarde de hoy, y la del Puerto Sagunto el próximo fin de semana, se presentan como los dos compromisos más exigentes para el Viveros Herol lejos de su pabellón, y lograr puntos en ambos encuentros pondrá el objetivo del ascenso bastante más cerca, aunque después haya que seguir remando.