El técnico del CD La Granja, Diego Yepes, cabizbajo durante un partido. / KAMARERO
Publicidad

No hace falta ser una lumbrera futbolística para saber que casi todos los entrenadores se las ingenian para dar instrucciones a sus futbolistas pese a estar sancionados. Los ricos usan móviles ‘walkis’ y ‘pinganillos’, mientras que los técnicos de los conjuntos menos pudientes se camuflan en la grada entre los aficionados, y destacan dando voces. Pero todos, casi sin excepciones dan instrucciones.

Pues la Jueza Única de Competición de la RFEF, Carmen Pérez, ha decidido dar un escarmiento a los técnicos que den instrucciones a sus futbolistas estando sancionados, y nada mejor que hacerlo ensañándose con el conjunto más pobre de todos. Así, ha impuesto una sanción de diez partidos a Diego Yepes, entrenador del CD La Granja, por dar instrucciones a su equipo desde la grada mientras cumplía un partido de sanción.

El técnico fue sancionado con un encuentro tras la tarjeta roja que vio en el partido correspondiente a la vigesimosexta jornada de liga ante la Gimnástica Segoviana, en una expulsión a todas luces injusta. En la jornada siguiente, en la que el conjunto granjeño jugaba en su campo ante el Bupolsa, Yepes no se sentó en el banquillo, pero se situó en las escaleras que accedían a la grada, dando instrucciones al equipo tal y como señaló el árbitro del choque, Javier Hernández Álvarez, en el acta.

La Jueza Única de Competición estimó lo reflejado en el acta como infracción del artículo 55 del Código Disciplinario de la RFEF, susceptible de ser sancionado con suspensión de 4 a 20 partidos o de uno a seis meses, imponiendo al entrenador del CD La Granja diez partidos de sanción, además de una multa económica de 225 euros. El club ha mostrado su intención de recurrir la sanción al considerarla “desproporcionada” según afirmó Pablo Alejandro, mientras que Diego Yepes afirmó no entender la sanción de diez partidos “porque no di más instrucciones que en los cambios, y me veo con una sanción que considero desmesurada, y equivocada. Tengo derecho a recurrirla, y eso es lo que vamos a hacer”.