32-1kama_Futbol-Segoviana-Primer-Entrenamiento_KAM1122
Los jugadores de la Segoviana comienzan a realizar los primeros ejercicios físicos . / KAMARERO
Publicidad

Dos meses después de acabada la temporada en la Segunda B, y poco más de uno de concluida la campaña en la Regional de Aficionados, los conjuntos segovianos de la Tercera División comenzaron el trabajo de una pretemporada intensa, que les llevará en las mejores condiciones posibles a afrontar la liga 18/19 en el grupo octavo, en el que Gimnástica Segoviana y CD La Granja parten con objetivos distintos, pero con la misma dosis de ilusión.

En el campo de La Albuera, Manu González dispuso el trabajo con una larga veintena de jugadores, entre los que se encontraban la práctica totalidad de los futbolistas que conformarán la plantilla, salvo Agus Alonso, recuperándose de su operación de ligamento cruzado anterior, y Asier Arranz, que se encuentra de viaje. Quino acudió al entrenamiento con un aparatoso vendaje en un codo fruto de un accidente, mientras que el resto de la plantilla, incluyendo a siete jugadores a prueba, formaron en el primer entrenamiento que comenzó con los saludos protocolarios, con Manu González marcando las primeras líneas de trabajo, los jóvenes algo ‘cortadillos’ en los primeros momentos, y los veteranos como Manu, Arribas o Anel tirando del carro de un entrenamiento en el que el balón comenzó a ser protagonista.

MANU

Uno de los capitanes de la Segoviana para la próxima temporada será Manu, consideró que el club “ha hecho bien su trabajo, y llegamos con la plantilla casi cerrada a esta pretemporada”. Con maestros en el vestuario como lo fueron Ramsés, Roberto, Ricardo, Mariano o Chema, Manu descargó de presión al equipo desde el primer día, “porque nuestro objetivo a corto plazo será el de ganar el primer partido de Liga. A largo plazo nos plantearemos ganar la liga y poder ascender a Segunda B. El año pasado disfrutamos de partidos muy bonitos, pero ahora nos toca volver adonde hemos estado muchas temporadas. No pasa nada, y habrá que plantearse ir a sacar los puntos a campos que no serán tan bonitos como los de la pasada campaña, pero jugar en la Segoviana ya es un aliciente muy bonito, independientemente de la categoría en la que milites”.

CD LA GRANJA

La misma ilusión que se respiraba en el campo de La Albuera por una nueva temporada se podía apreciar en el terreno de juego de El Hospital, donde la plantilla del Club Deportivo La Granja a las órdenes de José Luis Segovia se ponía a trabajar en una primera sesión con una numerosa plantilla, en la que solamente faltaron por motivos laborales Alfonso Berrocal y Juli, con también jugadores que deberán demostrar su valía para quedarse en Tercera.

El plantel recibió la tradicional visita de la Corporación Municipal, más numerosa que de costumbre, con José Luis Vázquez a la cabeza. El alcalde del Real Sitio alabó el trabajo que realiza el club, del que el pueblo se siente orgulloso, y animó a los futbolistas a continuar por la senda del esfuerzo que es la nota destacada en el conjunto granjeño.

Minutos antes, Pablo Alejandro se había dirigido a los jugadores expresando su satisfacción por el ascenso, agradeciendo el trabajo “de los que nos han llevado hasta aquí”, incluyendo a los futbolistas y el cuerpo técnico que no continúan este año. El presidente del club añadió que el año que se presenta es “motivante”, y mostró su confianza en que el equipo granjeño se convierta en la revelación de la temporada.

Pluma, el eterno capitán del CD La Granja,se mostró “ilusionado” por el comienzo de una nueva temporada, “que ya teníamos ganas de empezar. Esta categoría es la que se merece el club, y el pueblo. La Tercera te pone en mejores campos y ante mejores equipos, te hace exigirte mucho más. Este año mezclamos en la plantilla la juventud con la veteranía, y lucharemos por la permanencia. Después veremos dónde nos pone la liga”.

MANU: “SI HACEMOS NUESTRO TRABAJO, LOS RIVALES ME IMPORTARÁN POCO”

Manu González, técnico de la Gimnástica Segoviana, respondió a los medios poco antes de iniciar el trabajo de la pretemporada, quiere que el equipo vaya de menos a más “para que en el primer partido de la temporada el 26 de agosto podamos llegar en las mejores condiciones posibles, y sobre todo que no suframos percances en forma ni de lesiones ni de sobrecargas en esta pretemporada”.

Manu afirma cuando se le pregunta si es complicado el reto de dirigir a la Segoviana, “porque si miras la historia de este club, sólo ha estado tres campañas en Segunda B y el resto en Tercera. Obviamente el reto de ser primeros y subir a Segunda B es complicado, pero no por ello deja de ser ilusionante. El hecho de que la mayoría de la plantilla haya renovado significa que los jugadores también están con ganas de afrontar este desafío. Yo recojo el guante”.

La plantilla está completa “al noventa y cinco por ciento” señaló el técnico, que también especificó que, de llegar un refuerzo más, será de la zona ofensiva “para suplir la baja de seis/siete meses que nos deja Agus. Pero los que inician esta pretemporada van a ser los que tiren del carro hacia delante”.

La pretemporada del conjunto gimnástico será atípica con respecto a la de campaña anteriores, puesto que el equipo no disputará encuentros amistosos hasta cumplidas un buen número de sesiones de entrenamiento, y el entrenador lo justifica de la siguiente manera: “La pretemporada la hemos planificado intentando que esta primera semana estemos tranquilos entrenando en La Albuera, y conociéndonos, porque a pesar de que muchos estábamos ya el año pasado, no deja de haber un entrenador nuevo, un preparador físico nuevo, y varios jugadores que también entran nuevos en el equipo. No quiero que haya nada que nos pueda desviar del objetivo de conjuntarnos, y será ya a partir de la segunda semana cuando entraremos en la dinámica de jugar miércoles y sábado. Tenemos unos encuentros bastante exigentes, y quiero que hagamos equipo desde el primer día”.

Manu lleva tiempo haciendo los deberes, y ello pasa por conocer a los equipos del grupo octavo de la Tercera División, “aunque no es una cosa que me preocupe en exceso. Conozco a los equipos y los fichajes que están haciendo, las bajas que han dado en algunos conjuntos, y veo proyectos muy interesantes, con equipos que serán complicados. Pero mi objetivo es que nosotros seamos capaces de hacer nuestro trabajo, y si seguimos una buena línea nos va a importar algo menos los rivales y los campos a los que tengamos que acudir”.

La línea de continuidad con respecto al trabajo de Abraham será evidente, “porque la línea de la directiva fue continuar con la que había trazado Abraham al ofrecerme el puesto. Me siento capacitado para afrontar este reto, y obviamente habrá matices en función de lo que yo pueda entender que es mejor, o de los jugadores que han venido”.

Compartir