40-1
Momento de la salida de la carrera benéfica de San Cristóbal a favor de Unicef con los atletas Julio de Pablos, Emilio Barrientos y David Isabel marcado el ritmo de competición desde la primera línea / A.M.
Publicidad

San Cristóbal vivió una intensa jornada vespertina de deporte gracias a la celebración de su carrera y marcha benéfica a favor de Unicef. La octava edición de la prueba supuso un chaparrón de solidaridad para la causa, en una tarde en el que la intermitencia de la lluvia copó las miradas de los corredores. Alrededor de un centenar de participantes tomaron salida desde los más pequeños hasta la disciplina absoluta.

Los encargados de descorchar el encuentro fueron las modalidades de menores, con diferentes distancias -según las edades- desde el colegio hasta la línea de meta, ubicada en la zona del polideportivo. Los juveniles participaron junto a los atletas senior en el trazado definido por seis kilómetros. Con el pistoletazo de salida, el tiempo respetó, pero fue entrando en los últimos kilómetros cuando las inclemencias metereológicas hicieron presencia dotando de mayor mérito tanto a corredores como al público asistente que aguantó hasta el final. Fue Julio de Pablos el que impuso su ritmo y coronó el recorrido en solitario. Segundo fue David Isabel y tercero, Emilio Barrientos. En categoría femenina destacó Patricia Serrano, que firmó una importante actuación y se adjudicó la victoria. Completaron el podio María del Puerto y Sara Herrero, segunda y tercera respectivamente.

Compartir