dep2_2-cd-la-granja
Alberto Terleira intenta ejecutar un pase ante la presión de un rival. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Hay partidos que ponen en juego más que tres puntos, y el que en la tarde de hoy (16.30 horas) disputarán el Club Deportivo La Granja frente a la Cultural Cebrereña es uno de ellos. Ambos equipos tienen como objetivo único el de salvar la categoría, y no lo van a tener fácil si no cambian la dinámica que están manteniendo, los de casa sin saber lo que es ganar en casa cuando la competición ya ha cumplido un tercio, y el visitante sin puntuar fuera, aunque con moral tras haber superado al Real Ávila en el derbi que se disputó en el campo de El Mancho, en el que a partir de ahora, y como ya es ‘tradición’ en la Cebrereña cuando llega el invierno, va a sumar un buen número de puntos.

Al igual que sucediera en el encuentro de quince días atrás frente al Briviesca, la obligación de sumar es máxima en el CD La Granja, y para ello el conjunto del Real Sitio deberá mejorar sus números ofensivos en el campo de El Hospital, donde consigue muy pocos goles. El sistema defensivo de la Cebrereña es uno de los menos contundentes de la categoría, aunque a cambio cuentan con un ataque difícil de sujetar cuando el equipo abulense conecta con David Terleira, un delantero de los de referencia en el grupo, que fue el absoluto protagonista del derbi del pasado fin de semana… pero que finalizado el choque tuvo que ser ingresado con un cuadro de deshidratación severa, y está pendiente de pruebas médicas. Salvo sorpresón mayúsculo, no jugará.

ALTERNATIVAS POR EL CENTRO

Las ausencias en el centro del campo obligarán al cuerpo técnico del CD La Granja a tirar del fondo de banquillo para suplir las ausencias de Pau, de Víctor Velasco o de Alfonso Berrocal, tres de los jugadores que podían situarse en la zona del pivote defensivo, tan necesaria para contrarrestar el juego directo que pueda emplear el cuadro abulense.

Pero José Luis Segovia no muestra preocupación por estas ausencias, “aunque todos los jugadores son importantes. Pero contamos con futbolistas como Juli, como Aguirre o Chechu que pueden hacer esa función en el centro del campo, así que por ese lado estaremos cubiertos”. La cuestión pasa más por aprovechar las ocasiones de gol, sobre todo en casa, “porque las generamos, pero no las marcamos”, señala el técnico. “Espero que cambie la suerte, y eso sólo se puede conseguir con trabajo”.