Manu González dialoga con Domingo mientras Álex Conde realiza ejercicios de recuperación de su tobillo. / KAMARERO
Publicidad

La Gimnástica Segoviana se ha pasado prácticamente toda la temporada sin poder contar con la plantilla al completo para afrontar los encuentros de la competición regular, y en la fase de ascenso, cuando más se necesita contar con todos los futbolistas para tener más alternativas, la (mala) suerte con las lesiones ha decidido dar un giro de tuerca más al equipo gimnástico.

Así, Álex Conde, Dani Calleja y Asier Arranz, tres de los futbolistas que más talento atesoran en el centro del campo gimnástico, y que serían los habituales en casi todas las ‘quinielas’ de los aficionados a la hora de confeccionar un once de la Segoviana, no pudieron jugar por lesión el partido de ida de las semifinales del play off en Villarrobledo, y tienen bastante complicado hacerlo en el choque de vuelta que se disputará el sábado en La Albuera.

EL PARTE

Álex Conde continúa trabajando en sesiones de mañana y tarde tratando de recuperarse cuanto antes de la lesión de tobillo que se produjo en un entrenamiento, y que hasta hace apenas un par de semana le obligaba a andar con muletas. Aunque el proceso sigue su curso, y las sensaciones no son malas, el riesgo que supondría ponerle a jugar un encuentro de esta importancia sin estar al cien por cien, y tras dos meses en el dique seco, llevan al cuerpo técnico a ponerle en la lista de bajas para el partido.

Dentro de las escasas opciones que tienen los tres jugadores de poder ayudar a sus compañeros en el campo, Asier Arranz es quien más posibilidades de hacerlo, aunque el de Campo de Cuéllar no termina de recuperarse de las molestias musculares que le llevaron a dejar el partido ante el Churra cuando todavía no se había cumplido el ecuador de la primera parte. Podría llegar al encuentro del sábado, pero con más de una interrogante sobre su estado físico.

Dani Calleja estaba siendo una de las referencias del equipo a lo largo de la temporada, con un papel estelar en el partido de vuelta de primera ronda del play off, pero un problema muscular en forma de microrrotura le llevó a no poder ayudar al equipo en Villarrobledo, y tampoco llegará a hacerlo el próximo sábado.

LOS RELEVOS, PREPARADOS

De esta manera, cobra una mayor importancia el hecho de que el cuerpo técnico del equipo azulgrana haya rotado a sus futbolistas. Quino, Domingo, Ivi, Elías y Dani Abad siempre han rendido a satisfacción del cuerpo técnico cuando han tenido que dar un paso adelante, y como afirmaba Ramsés “si tenemos una plantilla de 21 jugadores es para, cuando llegan estos momentos, todos puedan estar preparados para rendir y ayudar al equipo. Es muy loable que jugadores como Álex Conde o Charly, que están superando lesiones mucho más graves de lo que se esperaba en un principio, estén trabajando con un compromiso tan grande para poder echarnos una mano”.

AFICIÓN VISITANTE

La euforia en Villarrobledo por la victoria que obtuvo el conjunto manchego ante la Segoviana llevó a que en menos de 24 horas se llenara un autobús de aficionados que animarán al equipo de Jesús Castellanos en La Albuera. La previsión indica que serán más de un centenar los seguidores del Villarrobledo en las gradas del municipal, y por ello la directiva de la Gimnástica Segoviana sigue haciendo llamamientos a la afición, con el fin de que se puedan llenar las 3.000 localidades del campo de fútbol, y el equipo se sienta arropado por sus seguidores.