El capitán del Naturpellet Segovia, Álvaro Barrera ‘Buitre’, controla un balón en largo durante un partido. / KAMARERO
Publicidad

El desenlace se acerca. Dos jornadas y un futuro por predecir. Sobre todo en lo referente a la permanencia. Tres equipos y un puesto con el premio de la salvación. Antequera, Valdepeñas y Segovia. El cuadro malagueño es el que más difícil lo tiene, pues precisa ganar sus dos encuentros y esperar una combinación de factores propia de la alineación de los planetas, aunque en deporte hasta que el bocinazo final no pone tierra de por medio puede pasar de todo. El conjunto manchego, por su parte, depende de sí mismo y podría incluso poner el cerrojazo a las opciones del Naturpellet si gana el próximo viernes en Barcelona.

Sin embargo, el objetivo del plantel de Andreu Plaza no es otro que quedar primero en la liga regular y, para ello, tiene que sumar de tres. Choque de metas inversas, pero con un mismo fin. Pendiente de este duelo estará el equipo segoviano, que jugará su respectivo partido contra el Osasuna Magna, sabiendo ya el resultado de su rival más directo. La agenda de la plantilla de Ciudad Real y del Naturpellet es similar, al enfrentarse los dos contra adversarios de potencial y altas aspiraciones para después verse las caras en el pabellón Virgen de la Cabeza en lo que podría ser toda una final por mantener la categoría.

De lo mucho que hay en juego y de la situación que atraviesa el club habla de forma clara el capitán Álvaro Barrera ‘Buitre’ (Móstoles, 1992). Consciente y responsabilizado, carga a sus hombros el esfuerzo de sus compañeros en una dura campaña que se aleja del frenesí de todo jugador que sueña con la élite. “La clave de que el equipo siga compitiendo está en el compromiso de cada uno de nosotros. De no haber sido así, viendo cómo se ha desarrollado la temporada con los resultados que se han dado y con el tema del retraso de los pagos, no podríamos haber llegado con vida a estas alturas del campeonato. Tal y como ha venido transcurriendo todo, ya dije hace tiempo que firmaría llegar al último partido con opciones de salvarnos”, reconoce.

El conjunto de Imanol Arregui llega al ‘Perico’ en busca de la tercera plaza e inmerso en una buena dinámica, sobre todo en Anaitasuna donde acumula doce partidos sin perder. “Vienen de ganar al Barcelona (3-2) y es un equipo muy complicado de vencer, pero saldremos a por todas”, asegura Buitre; que a su vez se muestra realista con el cruce de enfrentamientos de esta jornada: “Si todo sigue su cauce, nos lo jugaremos todo en Valdepeñas ante un rival que estaría más presionado que nosotros, por toda la inversión que ha hecho”.

Reivindicación

En el encuentro frente al Osasuna, los componentes de la plantilla blanquirrojo volverán a alzar la voz ante los impagos. “La idea es reivindicar nuestra situación como hicimos contra el Palma, pero con una protesta de algo más de diez segundos con el fin de que la gente se entere lo que está pasando”, sostiene; y repasa, dejando claro el apego del equipo por dejar a Segovia en la máxima categoría: “Somos profesionales y, como tales, terminaremos el contrato que tenemos. Además, continuamos ofreciendo lo mejor de nosotros mismos por nuestro orgullo como jugadores y por la afición”.

Baja para el sábado

El duelo contra el cuadro navarro puede ser el último para muchos en el Pedro Delgado defendiendo los colores del Naturpellet. En el caso de Buitre todo apunta a que se lo perderá, pues tras hacerse una ecografía tras sufrir un pinchazo en Antequera se confirma que padece una “rotura de fibras de seis milímetros en el aductor” de la que tratará de recuperarse con vistas al choque de Valdepeñas.