dep1_1-bm-nava
Los jugadores del Viveros Herol Nava atienden a la primera charla del entrenador Dani Gordo, acompañado por su cuerpo técnico. / BM NAVA
Publicidad

El Viveros Herol BM Nava de la temporada 2018/2019 ya ha echado a andar. El proyecto encabezado por el técnico vallisoletano Dani Gordo se puso ayer en marcha en el pabellón de la localidad navera. Atrás ya queda el partido ante el BM Sinfín en el que los cántabros se llevaron el gato al agua y el ascenso a la liga Asobal ante un pabellón Pedro Delgado lleno hasta la bandera.

Como señala el propio entrenador “eso es cosa del pasado” y tanto él, como el resto de su cuerpo técnico, se centran en una nueva temporada en la que no hay nada escrito y en la que el conjunto navero tendrá que luchar día tras día para estar en los puestos cabeceros de la clasificación.
En su segunda temporada al frente del BM Nava, Dani Gordo asegura estar preparado para el reto que se le presenta delante:“El año pasado pagamos la novatada, este año eso no va a ocurrir”. Además el técnico ve fundamental el mantener el bloque de la campaña pasada y haberle sumado refuerzos de calidad.

Filosofía Dani Gordo

A pesar de que ayer fue la primera sesión de entrenamiento, los jugadores, tanto nuevos, como veteranos, no se libraron de la paliza física del primer día, con y sin balón. El técnico dio la bienvenida a sus pupilos y después de explicarles el plan de ruta a seguir todos se pusieron en manos del preparador físico para dar comienzo al trabajo en pista. y empezar a coger sensaciones dentro del 40×20.

“Debemos luchar por repetir lo del año pasado”

Las directrices dadas por el técnico a sus jugadores son claras. Los que conocen al vallisoletano podrían llamarlo la ‘Filosofía Dani Gordo’, que se resume en competir cada partido como si fuera una final, disputar cada balón como si fuera el decisivo y dejarse el alma en cada en entrenamiento.

Y todo esto tiene que ir encaminado a un objetivo, que puede que sea el ascenso, pero Dani Gordo prefiere no centrarse en ello y sí en otras cosas más importantes. por ejemplo que dentro del equipo remen todos en la misma dirección.

“Está claro que debemos luchar por estar donde estuvimos el año pasado. No vamos a renunciar a nada, pero es un año nuevo, en el que todo empieza otra vez de cero y no vale para nada lo que hiciste el año pasado. El objetivo es estar en los puestos de arriba durante toda la temporada sin descuidar el día a día. Las cuentas de las lecheras se las dejo para otros”, señala un Dani Gordo que ahora solo piensa en conseguir que los nuevos fichajes se acoplen lo antes posible al estilo del equipo para progresar de manera adecuada.

Pero el comienzo de la liga también está a la vuelta de la esquina y en cosa de un mes los naveros recibirán en su feudo al Puerto Sagunto; pero la cosa no queda ahí, pues el equipo tiene un inicio de competición muy exigente. “En División Honor B nadie te regala nada, tenemos que llegar al mes de septiembre a tope, con el sistema de juego lo más asimilado posible y con el depósito de gasolina lleno para llevarnos lo dos puntos en el primer partido”, remarca el técnico.

A nivel de juego Dani Gordo asegura que se le quedaron cosas en el tintero la temporada pasada que espera poder introducirlas en esta y por ello era fundamental mantener el bloque. De esta manera el equipo podrá crecer dentro de la cancha sin perder sus señas de identidad, aunque el vallisoletano también quiere que el equipo crezca en otros aspectos en los que todo el club lleva tiempo trabajando.

Salto de calidad

La experiencia de Dani Gordo en los banquillos del balonmano le hacen ser consciente de que el club y el equipo necesitan dar un salto de calidad a nivel cuantitativo. “Tenemos que detectar los problemas y subsanarlos cuanto antes”.

Pero para crecer es fundamental que el BM Nava abandone el pabellón municipal en el que lleva jugando toda su vida para mudarse al nuevo pabellón que parece que por fin podrán estrenar a partir de septiembre: “Poder trasladarnos cuanto antes al nuevo pabellón de Nava nos permitirá dar un salto de calidad bastante importante. Llevamos tiempo esperándolo y ahora está más cerca que nunca”.

En septiembre está prevista la inauguración y a partir de entonces el BM Nava desea comenzar a entrenarse allí y poder debutar en competición ante Puerto Sagunto.

César R. Cabrillo