d3-1-balonmano-nava
El jugador del Viveros Herol Nava Oleg Kisselev lanza a puerta, durante el encuentro ante el BM Villa de Aranda en la localidad de Campaspero. / A. MARUGÁN
Publicidad

El Viveros Herol BM Nava no para ni un minuto en esta pretemporada que está siendo igual de exigente de lo que se espera que pueda ser la temporada tan próxima su comienzo. En menos de un mes el telón de la División Honor Plata volverá a alzarse y será el momento de que el conjunto navero demuestre su condición de favorito al ascenso, pero como dice siempre Dani Gordo, “sin echar las campanas al vuelo”.

El trabajo día a día del equipo sirve para prepararse para el debut ante Puente Sagunto sirve para encarar este día con total garantía de poder sacar los dos puntos.

Hasta el momento el conjunto navero ha disputado ya cuatro encuentros de preparación. El torneo celebrado en Oporto, ante el club anfitrión, el Bucaresti rumano y Hellas de Haag, sirvió para comprobar el nivel de la plantilla tras su primera de entrenamientos. A pesar de los resultados de tierras portuguesas el técnico Dani Gordo se llevó sensaciones más que positivas. Todo esto se vio reflejado en el partido en Campaspero ante el BM Villa de Aranda en la pugna por un puesto para la fase final de Castilla y León, que se celebrará en el pabellón Huerta del Rey de Valladolid los días 1 y 2 de septiembre. Fue un encuentro muy disputado que finalmente la calidad de la plantilla navera sacó adelante en los instantes finales.

Ahora los de Dani Gordo afrontar su quinto amistoso en lo que es el final de la segunda semana de preparación. El encuentro será además la presentación del conjunto navero ante su afición, que desde el partido por amistoso ante la selección nacional de Groenlandia no ha podido disfrutar de su equipo.

El pabellón de Nava de la asunción verá de nuevo a su equipo y valorar in situ el estado de los jugadores y la adaptación de las nuevas incorporaciones a las exigencias de Dani Gordo. El rival ante el que se enfrentará el BM Nava no es otro que el Balonmano Zamora, uno de los equipos recién descendidos de la liga Asobal y que se encuentra en un periodo de remodelación tras la perdida de muchos jugadores importantes.

Jugadores como el pivote Gastón Mouriño o el portero Carlos Calle han ido a recalar al Atlético Valladolid, otros como Peli, pilar del equipo, también decidieron abandonar la disciplina zamorana. Aunque la baja más sensible fue la de Eduardo García-Valiente, el técnico artífice de los últimos ascensos de los pistachos a la liga Asobal.

Piedra de toque

A pesar de las múltiples bajas, los llamados ‘Guerreros de Viriato’ se han reforzado con jugadores de calidad y mantiene la columna vertebral del equipo con el objetivo de luchar por recuperar la categoría. Por lo tanto, el encuentro ante los zamoranos, que puede repetirse en la semifinal de la Copa Castilla y León, será una buena piedra de toque para que el BM Nava se mida ante un rival que a priori luchará por los mismos objetivos que los segovianos.

Además el conjunto navero podrá calibrar el estilo de juego que quiere inculcar el nuevo técnico zamorano, Leo Álvarez, al equipo. Aunque Dani Gordo bien conoce el sistema de juego de este entrenador porque ambos se conocen de su etapa en los banquillos en las categorías inferiores del Ademar de León. Por lo tanto será un duelo de viejos conocidos que permitirá a ambos equipos avanzar en su preparación y analizar los errores a corregir en el resto de semanas que restan hasta el comienzo de la competición.

César R. Cabrillo