Publicidad

En una tarde en la que el calor (afortunadamente) dio una tregua con respecto a días pasados, y en la que el viento sopló a favor de las marcas, las pistas Antonio Prieto acogieron un Gran Premio Ciudad de Segovia de Atletismo en el que los atletas brasileños dieron un buen espectáculo a los aficionados que se dieron cita en las gradas, y que tuvieron la oportunidad de disfrutar de las evoluciones de algunos de los deportistas que participarán en los próximos Campeonatos del Mundo, y quién sabe si en los Juegos Olímpicos, amén del elenco de atletas segovianos que pusieron todo de su parte para hacer un buen papel en casa.

Abrieron el fuego los más jóvenes, con las pruebas de promoción en las que la velocidad y el medio fondo para las categorías sub-8 a sub-16 pusieron a prueba a los atletas. Varios de ellos, finalizadas sus pruebas, se pusieron las camisetas blancas de voluntarios, y echaron una buena mano a la organización para que la competición fuera transcurriendo con una razonable puntualidad.

Las pruebas de lanzamientos mantuvieron la igualdad, y se decidieron por escasos centímetros

La prueba de los 400 metros vallas coronó al primero de los brasileños en competición, Marcio Telles, que hizo doblete con los 400 lisos, aunque el interés comenzaba a centrarse en los saltos de longitud, donde el duelo entre el brasileño Paolo Sergio Olivera y el venezolano Geormi Jaramillo se decantaba en favor del primero, que en una serie de menos a más, logró un par de saltos de más de ocho metros que hicieron imposibles los intentos del venezolano por competir por el oro.

No le fue a la zaga el interés en la longitud femenina, ya que Yuliana Angulo, la china Jiawei Zhong y la brasileña Eliane Martins mantuvieron un extraordinario pulso hasta el último salto. La atleta del Meliz Sport, con un mejor salto de 6.23 metros, se impuso a la china por un solo centímetro, y por dos a la brasileña, en un concurso de nivel.

POCOS MÁS RÁPIDOS

No faltó tampoco el nivel, ni mucho menos, en los 100 metros lisos, donde ya en semifinales los brasileños demostraron su potencial, ganando la serie con 10.23, augurando una final de lo más emocionante, que terminó cayendo del lado de Víctor Hugo dos Santos, que en la semifinal se había dejado ir en favor de su compatriota Aldemir da Silva, pero en que la final del Gran Premio Ciudad de Segovia paró el crono en un espectacular 10.09, Todo un dato para un especialista en los 200, que en esta ocasión se pasó a la recta. Aldemir brilló ganando la carrera de los 200, por delante del palentino Óscar Husillos.

Y es que los brasileños coparon las primeras plazas de los podios en las pruebas de velocidad y saltos, mientras que en las de medio fondo estuvieron más abiertas en su desarrollo, con una carrera de 1.500 en la que hubo un bonito duelo entre Alejandro González y Francisco Alonso, y un dominio aplastante de la atleta del Playas de Castellón, Lidia del Campo en la prueba de los 1.500 femeninos.

La actuación de los atletas segovianos fue destacada. Ángela García Sancho fue tercera en los 400 metros lisos, mientras que Sandra San Miguel e Idaira Prieto fueron segunda y tercera respectivamente en la prueba de los 800 femeninos.

No faltó la emoción por el desenlace final de la prueba de jabalina, puesto que Manuel Castellanos tuvo que llegar a su último intento para conseguir el oro por delante de Pablo Costas. Y poco más o menos sucedió en féminas, donde Lidia Marcos superó por escasos cuatro centímetros a María Durán.

ÁGUEDA, SÉPTIMA

La segoviana Águeda Muñoz Marqués consiguió la séptima plaza en la final del Campeonato de Europa Sub-23, en una carrera que fue dominada por la inglesa Jemma Reekie, y en la que las medallas se decidieron rápidamente, puesto que la ganadora final, junto a la belga Vanderelst y la italiana Zenoni, se pusieron pronto en cabeza, y no dejaron margen a sus rivales. Águeda logró la séptima plaza, con el mismo tiempo que Lucía Rodríguez, que fue octava, lo que supone todo un éxito.