Publicidad

Coloquialmente, se dice que cuando una persona, organismo o institución, toma una decisión que afecta a terceros sin consultarlos, lo hace a través del ‘artículo 33’. Más de 70 años lleva este ‘artículo’ con una plena vigencia, puesto que se suele aplicar de manera más habitual de lo que parece, desde que allá por 1945 el ‘Fuero de los Españoles’ definiera los derechos y obligaciones de los ciudadanos, para llegar a su artículo 33, de los 36 que tenía, en el que venía a reflejar que iban a ser las autoridades quienes determinaran qué derechos tenían los ciudadanos, y cuándo los podían ejercer.

La realidad es que las distintas federaciones de fútbol son muy dadas a aplicar ese artículo a la hora de tomar sus decisiones, sin importar demasiado las consecuencias, como sucedió la pasada temporada con el Real Burgos, La Federación Territorial, la Española, y el auto de medidas cautelares dictado por un juez en el que se ordenaba su reingreso en la Tercera División, auto que lleva varios meses durmiendo el sueño de los justos. Los clubes pequeños suelen importar entre poco y nada a la hora de tomar decisiones que les afectan directamente, como es el caso del aplazamiento de partidos.

El último ejemplo se encuentra con el partido que (en teoría) debían disputar la Gimnástica Segoviana con la Arandina el próximo 6 de diciembre, uno de los encuentros más interesantes de la temporada en el grupo octavo de la Tercera División, que medirá a dos de los conjuntos que aspiran a conseguir el título de liga, pero que se ha encontrado con la ‘desgracia’ de coincidir con el encuentro de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa Federación que tendrá como protagonistas al equipo ribereño y al CD Mirandés.

DECISIONES UNILATERALES

Así, la Federación Española decidió el calendario de los partidos de este importante torneo, sin tener en cuenta las posibles coincidencias de fechas con encuentros de liga de alguno de los equipos, iniciando el procedimiento del ‘artículo 33’. Como quiera que el encuentro de vuelta de esta eliminatoria está previsto para el 5 de diciembre, la Arandina no podía jugar su partido de Liga el día 6 en La Albuera, por lo que era evidente que había que cambiar el Segoviana – Arandina de fecha.

Así se ha hecho por parte de la Federación Territorial, pero también apelando a ese ‘artículo 33’. En lugar de consultar con los clubes en busca de una fecha adecuada para ambos, la Territorial decidió enviar un comunicado a la Gimnástica Segoviana, anunciando el traslado del partido al jueves, 13 de diciembre, y señalando en el mismo que ante esa decisión no cabía recurso alguno.

La decisión unilateral de la Federación de Fútbol de Castilla y León ha sido valorada por la Gimnástica Segoviana como “perjudicial”, como señaló su presidente Agustín Cuenca, “no tanto en lo deportivo, porque supongo que a la Arandina tampoco le hará demasiada gracia tener que venir a Segovia un jueves por la noche, como en lo económico y social, porque no es lo mismo jugar un partido en un día festivo por la tarde, que tener que hacerlo en un día laborable, por más que vayamos a poner la hora de inicio a las ocho, u ocho y cuarto de la tarde. Es uno de los mejores encuentros de la temporada en el grupo, y no se nos ha consultado por si en otra fecha podía ser más beneficioso para ambos”.

VÍCTOR VELASCO, OPERADO

El jugador del CD La Granja, Víctor Velasco, fue sometido el pasado lunes a la operación para corregir la lesión de rotura total del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, por parte de los doctores Rodrigo e Ibáñez, en una intervención que se realizó con éxito, dejando buenas sensaciones al jugador.

En el duelo de la octava jornada ante el C.D. Bupolsa burgalés fue cuando cayó lesionado Víctor Velasco, y aunque afirma con buen ánimo que “estoy deseando comenzar la recuperación”, no podrá regresar a los terrenos de juego en lo que resta de temporada, habida cuenta de que este tipo de lesiones requieren de seis meses de recuperación, y existe un alto riesgo de recaída si se tratan de acortar los plazos.

Una vez que reciba el alta hospitalaria y acuda a su domicilio, el centrocampista del CD La Granja comenzará el proceso de recuperación, para el que contará con el total apoyo del club.