El pívot del Naturpellet Segovia Antonio Diz se dispone a disparar. / KAMARERO
Publicidad

El pívot Antonio Diz, que llegó en verano procedente del Santiago Futsal, compareció en rueda de prensa para contextualizar el enfrentamiento contra el Valdepeñas. En la misma, el lucense analizó al rival como “una plantilla muy compensada, con jugadores con muchas temporadas en Primera, con calidad y gol”. Asimismo, explicó su experiencia personal cuando un vestuario sufre un cambio de entrenador en mitad de temporada, en referencia al cambio de Leo Herrera por David Ramos en el plantel azulón: “Cuando viene un nuevo técnico tienes ganas de demostrar lo que vales, aunque sus nuevos conceptos cuesta desarrollarlos: se necesitan varias semanas. Es un arma de doble filo”.

En cuanto a su adaptación en el Naturpellet, reconoció: “Este año me está costando marcar más que nunca. Soy de los que piensa que cuando las cosas van mal, hay que trabaja más y ayudar en lo que sea: si no puedo meter goles, defenderé o animaré desde el banquillo para que el equipo saqué lo mejor. Espero mejorar mi faceta goleadora”; y subrayó: “Tenemos muchas ganas de sumar de tres en casa y compartir un triunfo con la afición”.