Vista parcial de una de las fachadas del nuevo pabellón de Nava de la Asunción. / KAMARERO
Vista parcial de una de las fachadas del nuevo pabellón de Nava de la Asunción. / KAMARERO
Publicidad

Pocos días después de que el Viveros Herol Nava se viera obligado a jugar en el Pedro Delgado su partido de Liga en la División de Honor Plata por culpa de la condensación del frontón navero, las miradas se vuelven hacia el nuevo pabellón, en el que el Ayuntamiento de la localidad continúa invirtiendo el dinero que puede, y el que le llega de la Diputación Provincial, para conseguir que, a finales del verano de 2018, pueda ya utilizarse.

Ese es el cálculo que hace el alcalde de Nava de la Asunción, Juan José Maroto, que valora en alrededor de medio millón de euros el coste de las obras que quedan por realizar, entre las que destaca la calefacción (alrededor de 200.000 euros), gradas supletorias (80.000 euros), acabado del piso (60.000) y otros remates, como la parte del falso techo, o los vestuarios entre otros, que valora en alrededor de 100.000 euros.

En el momento en el que el Consistorio navero ha contado con liquidez ha llevado a cabo trabajos en el pabellón, y actualmente han finalizado las obras de pavimentación y hormigonado, amén de otros acabados que han tenido un coste de alrededor de 200.000 euros, de los que la mitad los ha sufragado la Diputación Provincial, y la otra mitad el Ayuntamiento navero, que sacó a licitación la iluminación del polideportivo, que se ha quedado la empresa Electricidad Eufón de Cuéllar por un valor de 120.000 euros, cuyo coste aportará directamente el Ayuntamiento que preside Juan José Maroto.

El alcalde de Nava entiende que la apuesta que está realizando el Consistorio es importante, “y puede que a algunos vecinos del pueblo no les convenza que destinemos tantos recursos al pabellón nuevo, pero terminarlo es una prioridad, porque nuestras escuelas deportivas, y los niños de nuestro municipio, y de pueblos de alrededor que no cuentan con una instalación cubierta, lo necesitan para hacer deporte”.

PESIMISMO CON LA JUNTA

Con la Diputación Provincial decidiendo en estas fechas su presupuesto para el año próximo, el regidor navero confía en que la institución provincial siga apoyando económicamente el proyecto del pabellón, “y soy optimista con respecto a ello, porque hay voluntad por parte de la Diputación de continuar participando”. En lo que Maroto no es tan optimista es en la participación de la Junta de Castilla y León, “y creo que en un breve plazo de tiempo me reuniré con el consejero de Educación para volver a tratar este tema”. Aunque la implicación de la institución autonómica entra más en el capítulo de las quimeras que de las realidades, “hay que seguir intentándolo”.

El alcalde de Nava vivió como una “desilusión personal” el hecho de que el equipo de balonmano tuviera que desplazarse al Pedro Delgado a jugar el pasado sábado, “porque la localidad está muy vinculada al balonmano, y en pueblos pequeños como el nuestro, hechos como el del pasado sábado afectan mucho. Ojalá no vuelva a suceder”.

Compartir