El delantero de la Gimnástica Segoviana Agus Alonso se dispone a colgar un balón desde el centro del campo, durante un partido en La Albuera. / KAMARERO
Publicidad

Han pasado más de diez meses desde que Agus Alonso (Montevideo, Uruguay, 1994) cayera lesionado en el último encuentro del campeonato liguero de la Segunda B de la pasada temporada contra el Adarve. El delantero de la Gimnástica Segoviana pasó mucho tiempo recuperándose en la sombra para superar la rotura del ligamento cruzado interior de su rodilla derecha y la mejor noticia es que está de vuelta para afrontar el desenlace de la competición a alto rendimiento. Todo un revulsivo. Así lo corroboró el domingo al firmar los tres tantos frente al Atlético Tordesillas. Tras ir cogiendo ritmo e ir entrando de manera progresiva en los esquemas de Manuel González, disputando cada vez más minutos, mostró su olfato goleador en La Albuera. “Estoy muy contento por los tres goles, pero sobre todo por la victoria”, reconoce el propio Alonso.

El jugador explica el severo trance que ha tenido que pasar hasta volver a sentirse realizado como futbolista: “Es duro estar tantos meses sin jugar. Al principio no puedes casi moverte y luego vas recuperándote poco a poco. Es muy complicado. Por suerte puedo estar ya ayudando al equipo”. Ahora llega al tramo final del curso en buen estado de forma física y con la moral que otorga el hecho de volver a ver puerta para un atacante. “Al ser delantero necesitaba una tarde así. El primer gol me ayudó mucho, sobre todo para quitarme la presión, y estos tres me dan confianza para lo que viene”, asegura. Ya marcó su primer tanto de la campaña en la Virgen del Camino y presenta su candidatura a la titularidad, en una parcela de máxima competencia con Miguel Ángel Junco ‘Mika’, que lleva 23 dianas, Iván García ‘Ivi’ y Diego Gómez. “Estamos todos muy bien. Hay bastante competencia, pero lo bueno es que podemos jugar dos o tres a la vez”, comenta.

Con vistas al partido de Aranda

La Segoviana prepara a conciencia el exigente compromiso del domingo, que se desplaza a Aranda de Duero para medirse a un rival directo por terminar en la primera posición del Grupo VIII. “La Arandina está fuerte. Son buenos a balón parado y en su casa estarán arropados. Va a ser un partido complicado, pero no pensamos en otra cosa que no sea ganar”, repasa el uruguayo. Si la Gimnástica se impone al cuadro ribereño, sellaría matemáticamente su clasificación para disputar la fase de ascenso, además de dar un importante paso para intentar asaltar el liderato que ostenta hasta el momento el Zamora. Quedan cuatro jornadas para el final de la competición regular y la distancia es de apenas un punto. “Hay que apretar, ya que los dos que están por encima de nosotros pueden dejarse alguno en cualquier momento. El que más fácil lo tiene a priori es el Zamora al enfrentarse a contrincantes de abajo, aunque estos equipos lucharán por la permanencia hasta el final”, apunta Alonso; y subraya: “Estamos convencidos de que si ganamos los cuatro encuentros que faltan, acabaremos primeros”.

La Segoviana organiza un viaje para el encuentro del domingo

La Gimnástica Segoviana organiza un viaje para que los aficionados azulgranas puedan desplazar a ver el partido contra la Arandina. La junta directiva del club pone a disposición de los seguidores gimnásticos un autobús para el encuentro del domingo a Aranda de Duero. Los interesados en acudir a este compromiso deben apuntarse en la sede del club en horario de oficina 9.30 a 13.30 horas. El coste de la plaza es de 10 euros. La Arandina ha establecido un precio de las entradas en anticipada hasta el viernes de 12 euros y en taquilla de 15 euros. El autobús partirá de Segovia el día del partido a las 12.00 desde el bar Cancha 17 y regresará a la conclusión del mismo.