Publicidad

Abraham Tapias y Sonsoles Pérez fueron los vencedores de la octava edición de la carrera pedestre ‘La Pirona’ de Torreiglesias. El atleta del Triatlón IMD Segovia y la componente del CD Valle del Alberche se adjudicaron el triunfo de la cuarta prueba del circuito provincial pedestre, que reunió a más de 150 participantes sobre un recorrido de 13 kilómetros en una agradable tarde.

Un año más la asociación cultural y deportiva de la localidad, en colaboración con el ayuntamiento, volvió a mostrar a corredores llegados de distintos puntos de la provincia y de Castilla y León el singular paraje de su entorno gracias a su carrera popular. El evento, además, sirvió para desplegar el orgullo de un pueblo al ser reconocido como el ‘más feliz de España’, gracias a una iniciativa enmarcada en el congreso de alcaldes e innovación.

El pistoletazo de salida tomó parte desde la plaza Mayor para encarar un primer tramo por la dehesa y caminos alrededor del municipio. La cabeza de carrera, definida por atletas como Miguel Arcones, Diego Pérez, Julio de Pablos, David Berzal o el propio Tapias, pronto marcó el ritmo de la prueba para continuar por el vistoso sendero que bordea los cañones de los ríos Viejo y Pirón. Este grupo siguió dominando hasta el último tramo donde la última exigente subida terminó por romper las posiciones. Ya de retorno al municipio, para recorrer los metros finales por las calles, el deportista de San Ildefonso fue el primero en asomar por la plaza para cruzar la línea de meta en primer puesto.

Segundo entró De Pablos y tercero Arcones, que mantiene así el liderazgo del circuito provincial, para completar el podio de la general masculina. En la categoría femenina la ganadora fue Pérez, procedente de El Barraco. Tras ella, otra abulense, Elena Holguera, primera del circuito. Tercera fue Milagros Fernández, que con este resultado sigue en la segunda plaza en el ranking general.

STOP VIOLENCIA

El evento deportivo fue aprovechado para alzar la voz contra la violencia de género. La organización promovió esta iniciativa reivindicativa a través de unas camisetas moradas que recibieron todos los participantes dentro de la bolsa del corredor y que también lucieron los voluntarios. La inscripción además incluyó avituallamientos, seguro, servicios médicos, ambulancia y vestuarios.

PREMIOS

Una vez que todos los corredores cruzaron la línea de meta se procedió a una merienda popular y a la entrega de trofeos. Los tres primeros clasificados de la categoría absoluta fueron premiados con productos de la tierra, así como los primeros veteranos A y B y locales tanto de la disciplina masculina como femenina. Por otro lado, también hubo carreras infantiles donde todos recibieron su recompensa y los mejores recibieron su medalla.