Publicidad

Jaime Huertas, Borja Fernández, Manuel Fraile, José Luis Fraile y Daniel España, naturales de Valsaín, más Marco Nevado, de Revenga, serán los protagonistas de la final de la liga de cortadores de troncos 2019 que tendrá lugar en la tarde de hoy (20.00 horas) en la plaza de los Dolores de La Granja de San Ildefonso.

La liga nació hace casi una década, y tuvo su origen en la necesidad de los cortadores de troncos de Valsaín de entrenarse para las competiciones que se celebraban en los pueblos durante los meses de verano. Así, desde noviembre a junio se decidió hacer esta competición, que se estructuró en un principio con un carácter local, aunque de manera paulatina fue creciendo, y hace cuatro años la competición se abrió a gente de El Espinar, de Soria y de Madrid.

Desde entonces, la liga de cortadores de troncos siempre había contado con casi una veintena de participantes, que se dividían en varios grupos que se enfrentaban en un sistema de liguilla todos contra todos, del que salían los mejores, que se medían en la final. Sin embargo, debido a unas ciertas diferencias de criterio con los cortadores de otras localidades a la hora de formar la liga, en esta edición de 2019 la competición ha vuelto a ser prácticamente local, con la presencia del revenguino Marco Nevado.

UN CAMBIO A MEJOR

Desde el año pasado el Ayuntamiento de La Granja apostó fuerte por la competición, y quiso que la final se disputara en la plaza de los Dolores de La Granja, mientras que antes se llevaba a cabo en la plaza de toros de Valsaín, poniendo unas gradas supletorias para que los espectadores pudieran estar más cómoda. La final fue muy emocionante, y después de cincuenta minutos cortando, se decidió por tan solo un hachazo. Así que tras el éxito del año pasado, la competición se volverá a celebrar en el mismo sitio, y a partir de las ocho de la tarde, la liga de cortadores de troncos decidirá su campeón.

En la final de la edición de 2018, después de más de cincuenta minutos de corta, el vencedor se decidió por solo un hachazo

La corta de troncos en Valsaín se inició en los años 50 cuando la gente trabajaba en el monte. En las fiestas había pequeños ‘piques’ acerca de quién manejaba mejor el hacha, y de ahí surgieron las competiciones. Al principio la actividad se realizaba con troncos sin sujeción, tirados en el suelo, pero se fue mejorando la técnica, clavando los troncos en unos rastreles con base, y subirse encima del tronco para cortarlo, cuando antes se hacía desde abajo. La mayoría de los competidores de esta liga subirán al campeonato de Euskadi de Tercera y Segunda División.