De servicios mínimos

La Segoviana se adelantó en el marcador ante el Santa Marta, pero la expulsión de Anel propició el empate de los locales.

0

En un mal encuentro de fútbol, la Gimnástica Segoviana demostró sus problemas y saltó al campo con poca tensión, algo que se debió de transmitir al Santa Marta, que tampoco hizo gran cosa en el partido. Con este dibujo, no podía llegarse al descanso de otra forma que no fuera el empate inicial, ya que ambos conjuntos fueron dejando pasar los minutos sin apenas crear ocasiones de peligro. Apenas los disparos de los locales Toñito, Javi Martín y Javi Vidal pusieron algo de emoción en la grada, si bien todo se quedó en un espejismo y ambos conjuntos cogieron el camino de los vestuarios como si tuvieran todo hecho.

No fue la Gimnástica un equipo ambicioso, sino conformista. Movió el balón con lentitud y puso poco interés en profundizar hacia el área salmantina. Manu y Segovia no estuvieron muy participativos y el conjunto segoviano no pudo encontrar nunca frescura en sus acciones.

Y el caso es que en el comienzo de la segunda mitad nada cambió, con dos equipos apáticos y que parecían firmar el empate. Había salido Otero con el propósito de que el equipo tuviera mas salida. Sin embargo, apenas habían pasado diez minutos de la reanudación y Javi de la Cruz adelantaba a la Segoviana cruzando el balón ante Pedro. Fue en una jugada aislada, pero pareció por lo menos una declaración de intenciones. Fue una acción que ponía el partido favorable para la Gimnástica, que con el marcador a su favor, podía encontrar mas espacios ante un rival que tenia que abrirse para asumir mas riesgos y buscar el empate. Un minuto después salia Adrián y todo parecía ponerse de cara.

Daba la impresión de que los segovianos habían roto el armisticio y este tanto espoleó al Santa Marta, que despertó de su letargo. El gol y la expulsión de Anel, motivó que el Santa Marta aprovechara su superioridad numérica para cercar la meta visitante, y obligó a los azulgrana a replegarse y tratar de conservar el 0-1 que tenía en el marcador. No había otra solución y el equipo así lo entendió, casi enterrando sus recursos ofensivos para potenciar su trabajo en la retaguardia.

Sin embargo, el Santa Marta ya había desenterrado el hacha de guerra y convertía el encuentro en una exhibición ofensiva. El conjunto tormesino entraba a placer por las dos bandas, especialmente por la de Garban y, precisamente, al rechace de un disparo suyo que se estrelló en el poste llegaba el empate obra de Toñito, cuando todavía quedaban quince minutos que convirtieron el partido en un sufrimiento para Durán, que sacaba todas sus cualidades para salvaguardar el empate de su equipo. Aun así, dos balones en el poste y varias jugadas en combinación de los tormesinos hicieron peligrar el 1-1, aunque al final, el marcador ya no se movió.

Las entidades bancarias deniegan el préstamo de 126.000 euros a la Segoviana

A las 12 de la mañana de hoy, y de nuevo en el Hotel Infanta Isabel, la Junta Gestora y los jugadores de la Gimnástica Segoviana volverán a reunirse para tratar de llegar a un acuerdo sobre el pago de los siete meses de nóminas que el club adeuda a los futbolistas.

En principio la situación había quedado en que el presidente de la Gestora, Ignacio Tapia, iba a avalar un préstamo de 126.000 euros para hacer frente a los débitos con los futbolistas. Pero un nuevo problema ha venido a poner en duda este hecho, porque sondeadas diversas entidades bancarias, ninguna de ellas está dispuesta a prestarle esta cantidad de dinero a la Gimnástica Segoviana.

No cabe duda que la situación de embargos permanentes que vive la entidad, pero también la provisionalidad en el apartado institucional, son motivos más que suficientes como para que los bancos y Cajas de Ahorro no vean factible prestar 126.000 euros a la Segoviana. Al cierre de esta edición, el presidente de la Junta Gestora del club azulgrana valoraba la posibilidad de solicitar el préstamo a título personal y cederle ese dinero al club, del que se convertiría en acreedor.

En otro orden de cosas, el Ayuntamiento de Segovia ya ha destinado los 20.000 euros que iba a entregar en concepto de subvención a la Segoviana para sufragar parte de los embargos que tiene el club, y que han llegado al Consistorio en forma de requerimientos. Así, con los dineros municipales se han pagado una parte de la deuda con los jugadores de la pasada campaña, y que denunciaron a la Segoviana a través de la AFE, y se han saldado las deudas históricas con dos exjugadores del club, los segovianos Iván Yubero y Óscar Herrero, quizás dos de los futbolistas que más han esperado a cobrar lo que se les debía, y que finalmente han tenido el premio a su paciencia, aunque ello les haya costado finalmente meter a la Segoviana en los juzgados. Visto lo que han hecho otros jugadores con menos méritos que ellos, mucho han esperado.