Carta a los Reyes Magos

El Caja Segovia luchó lo indecible para acabar aliándose con la suerte en la victoria frente a un Marfil sin puntería.

3

Queridos Reyes Magos:

Este año los aficionados de Segovia hemos sido muy buenos. Tanto que la Liga Nacional de Fútbol Sala no dijo que habíamos sido los mejores de la pasada temporada. Nos gusta animar a nuestro Caja Segovia tanto que no nos importa que nos pongan un partido a las ocho y media de la tarde de un martes, 22 de diciembre, porque vamos a seguir llenando el pabellón.

Por eso, porque hemos sido buenos, os pedimos que para el año que viene nuestro equipo siga ganando, aunque sea después de jugar un mal partido como el de ayer. Queremos que David siga creciendo como jugador y haciendo las cosas que hizo en los tres primeros minutos del partido, cuando marcó el 1-0 y pudo haber hecho otros dos goles gracias a su movilidad y a su clase. También queremos que nuestro Caja defienda como lo hizo en la primera parte, teniendo el balón en los pies y no dejando que el rival apenas lance a portería, como ayer no lo hizo el Marfil hasta el minuto 16. Y, por supuesto, os agradecemos enormemente el guiño que nos hicisteis al soplar un poquito el balón cuando Héctor lanzó el penalti que hizo Tobe. Salió genial, porque el lanzamiento se fue fuera por mucho.

Sabemos que el deporte que nos gusta es puñetero, y que no sólo nos da alegrías, sino también disgustos. Nos gusta el fútbol sala cuando el contrario juega bien, pero no cuando se dedica a intentar buscar la falta y que nuestros jugadores se desquicien. Y el Marfil tiene a dos jugadores, Óscar Redondo y Dani Salgado, que juegan fenomenal cuando no se dedican a provocar al contrario. Ayer la jugada no les salió bien, pero les faltó muy poco.

Para vuestra próxima visita os pedimos un poco más de cabeza para nuestros jugadores, sobre todo para que sepan que a veces es mejor pararse un poco antes que lanzarse veinte veces al ataque a riesgo de que te pillen al contragolpe, y nos gustaría que esto nos lo concedierais antes de que nuestro entrenador le tire la pizarra a alguno cuando pida tiempo muerto, que ayer estuvo cerca.

También os pedimos que los árbitros sean justos con nuestro equipo, y que no nos den, pero que tampoco nos quiten. Si hay que expulsar, pues que expulsen, como ayer al jugador del Marfil, Héctor, por hacer dos tonterías, pero tampoco hay que pasarse, que la expulsión de Rafa fue un pelín exagerada.

Para ir acabando, también os pedimos que Geison y Kensuke se recuperen bien de sus lesiones, que Andreu se reencuentre consigo mismo, que Lin no vuelva muy tocado de jugar con la selección, que a Cidao ni nos le toquen, que Jesús siga sacando goles bajo los palos, que Tobe no pierda los nervios, que Nano se deje la piel en cada partido como se la dejó ayer, y que cuidéis a Alvarito, porque el futuro es suyo si no deja que nadie, ni siquiera él mismo, se lo arrebate.

Como veréis, nos os hemos pedido ni un fichaje. ¿Os acordáis de cuando nos regalasteis a Diego Giustozzi? Ese sí fue un buen regalo de Navidad. Pero nos conformamos con que nuestro equipo siga ganando, como hizo ayer, sin brillo y con mucha suerte, pero también con mucho esfuerzo.

Firmado: La fiel infantería.