Alonso, quinto en Australia en un gran premio dominado por Brawn GP

La escudería Brawn GP ha entrado en la historia de la Fórmula Uno al lograr el doblete en el día de su debut en el Gran Premio de Australia, gracias a la victoria del británico Jenson Button y al segundo puesto del brasileño Rubens Barrichello.

1

Fernando Alonso (Renault) ha logrado limitar los daños con el quinto puesto, cuatro puntos, en una carrera que se puso muy cuesta arriba desde la primera curva y en la que se demostró, al menos en este circuito, que el KERS, acumulador de energía cinética, solo sirve para tirar un montón de dinero.

Button y Barrichello eran los grandes favoritos para conseguir el doblete y ayer habían dominado la sesión de clasificación. Hoy el británico ha dominado la carrera desde la salida a la meta sin abandonar en ningún momento el primer puesto y sin ser inquietado.

Peor lo ha pasado el veterano Rubens Barrichello, que pulsó el botón de anticalado del motor al darse la salida y eso le hizo perder siete puestos y provocar un accidente en la primera curva en la que tocó al australiano Mark Webber (Red Bull-Renault) y este al alemán Nick Heidfeld (BMW) y el finlandés Heiki Kovalainen (McLaren-Mercedes), que no podía evitarlos se tenía que retirar.

Barrichello con un coche con el alerón delantero roto y el difusor trasero también tocado, se ha visto obligado a remontar y al final ha tenido la suerte de que el alemán Sebastian Vettel (Toro Roso-Renault) y el polaco Robert Kubica (BMW), que eran segundo y tercero, se eliminaron a dos vueltas del final cuando el polaco intentaba conquistar el segundo puesto.

La carrera fue neutralizada para retirar los restos de los coches y Button pudo cruzar victorioso de esta manera la línea de meta por delante de su compañero de equipo, que había logrado un afortunado e inesperado segundo puesto.

Alonso, que partía desde la décima posición se encontraba con el KERS en la salida no le servía de gran cosa, porque los coches que tenía delante también lo llevaban, sin embargo se encontraba con la pista taponada en la primera curva y se tenía que salir a la arena para poder seguir y eso le hizo perder cinco puesto.

Entre que el coche no iba como cabía esperar y que el KERS tampoco le permitía adelantar a nadie, su remontada se hizo tremendamente penosa ya que ni al alemán Timo Glock (Toyota), al principio, ni al italiano Giancarlo Fisichella (Force India-Mercedes), pudo siquiera intentar adelantarlos, a pesar de pulsar el botón mágico del KERS que proporciona unos 80 caballos de potencia suplementarios.

Fernando Alonso, con su quinto puesto, ha logrado al menos limitar los daños, en una jornada en la que los Ferrari del brasileño Felipe Massa y del finlandés se han retirado y en la que los BMW de Kubica, también retirado por el accidente final, y el alemán Nick Heidfeld no han puntuado.

El podio lo ha completado el campeón del mundo, el británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes) ha realizado una carrera extraordinaria, ya que salía desde la última posición de la formación de salida y ha remontado hasta la tercera, aunque como en el caso de Alonso, el KERS tampoco le ha servido de mucho, o de nada, a la hora de los adelantamientos.