Alonso: “No se puede empezar exigiendo ganar el Mundial”

Fernando Alonso admite haberse marcado como objetivo la conquista del título, pero destaca el alto nivel de los rivales.

0

El piloto español de Ferrari Fernando Alonso quiso cubrirse ayer las espaldas antes de que arranque la campaña, y recalcó que nadie le puede demandar la conquista obligatoria del título, por mucho que éste sea el objetivo que él se ha marcado.

«No se puede empezar cada temporada exigiendo ganar siempre el Mundial, porque hablamos de un deporte de alto nivel. Es verdad que he vencido en dos ocasiones, que me encuentro en una escudería fantástica y que nuestra ambición se basa en imponernos, pero no hay que presionarse. Si se logra, maravilloso, y si no, se probará al año siguiente».

El asturiano participó ayer en la última jornada de pretemporada de la Fórmula Uno, y garantizó que ha realizado una preparación «muy buena». Destacó en particular dos hechos: que su equipo ha sido el que más kilómetros ha rodado y que ha mostrado una fiabilidad alta.

Sobre sus opciones en el debut, que se producirá en Australia en un par de semanas, el representante nacional apuntó al podio, a pesar de que manifestó que la meta auténtica radica en cuajar una actuación positiva, ya que a estas alturas no tiene «ninguna idea» del punto en el que se encuentra cada bloque. Por otro lado, también influirán factores impredecibles, como por ejemplo los nuevos neumáticos.

Entre los principales rivales de este curso en la lucha por el entorchado, el ovetense se quedó con los Red Bull, a su juicio «los favoritos». En cuanto a los McLaren, opinó que «van a estar en la pelea final», y de Mercedes dijo que forma «un conjunto que ha mejorado bastante».

Con respecto a pilotos concretos, resaltó a Michael Schumacher como el hombre de la parrilla al que más respeta; no obstante, matizó que este factor no le convierte en el más peligroso.

En el día postrero de pretemporada, cuyos ensayos tuvieron lugar en el circuito de Montmeló, la lluvia se transformó en la gran protagonista, e impidió que los escasos competidores que pensaban probarse rodaran con la continuidad deseada.

Uno de ellos fue el propio Alonso, quien lamentó las malas condiciones meteorológicas en tierras catalanas. De cualquier forma, se esforzó para sacar el lado beneficioso de la jornada.

«Los entrenamientos siempre valen para algo, aunque habría sido mejor que hubiera llovido un poco menos, para así utilizar los neumáticos intermedios».

A causa de las precipitaciones, Ferrari cambió de planes y el asturiano aprovechó para experimentar el comportamiento del monoplaza en situaciones en las que aparece el coche de seguridad, ejecutar algunas salidas y comprobar que no entraba agua en el coche.

El temporal hizo que ni el ovetense ni Schumacher hicieran giros cronometrados. Por su parte, Nico Rosberg (Mercedes), Pastor Maldonado (Williams) y el inglés Lewis Hamilton (McLaren) se prodigaron algo más, sobre todo al final de la sesión. Estableció la mejor marca el alemán (1.43.814), por delante del venezolano y del británico.

En otro orden de cosas, el piloto polaco Robert Kubica fue operado ayer con éxito en un codo durante tres horas en el Hospital Santa Corona de Pietra Ligure, próximo a Génova, en el que permanece ingresado desde que sufrió un grave accidente durante un rally en el norte de Italia el pasado 6 de febrero.

Según informó el centro médico, la intervención, la cuarta a la que se somete el integrante de la escudería Lotus Renault, estuvo dirigida por el doctor Luigi Celli. También intervino en ella Francesco Lanza.