A por la sorpresa

La Segoviana busca dar la campanada en el Mundo del Fútbol ante un Fabril siempre ordenado

Como si de una maldición bíblica se tratase, la Segoviana acumula varias jornadas con el agua al cuello, pero con la posibilidad de sacar la cabeza y tomar un poco de aire… sin conseguirlo. Las seis jornadas consecutivas sin perder tienen un ‘lado oscuro’ como son las cinco consecutivas sin ganar, y de esta manera el conjunto azulgrana ha sumado 8 puntos de 18 posibles, los justos para mantenerse a una victoria de la permanencia, pero sin sumar esos tres puntos que le hagan dar el salto en la clasificación, que aún sigue sin producirse.

Después del empate ante la Ponferradina, en otro partido que se pudo ganar, pero que se estuvo a (más o menos) un par de segundos de perder, la Segoviana continuó evidenciando su solvencia defensiva, pero también sus problemas de cara a portería, lo que no deja de ser un reflejo de los resultados que está obteniendo.

De cara al desplazamiento que el club azulgrana realizó ayer hasta La Coruña, donde le espera el Deportivo Fabril para disputar el encuentro correspondiente a la decimotercera jornada de Liga que comenzará a las doce de la mañana, será baja Ayrton, sancionado por acumulación de amonestaciones, así que la Segoviana volverá a no tener a su delantero de referencia, y Abraham tendrá que volver a ‘inventarse’ un jugador en punta que pueda poner en complicaciones a la defensa menos goleada de la categoría, junto a la del Guijuelo, aunque el filial del Depor ha marcado quince goles más que el conjunto charro.

Vuelven los sancionados Además, la ausencia por motivos laborales de Kike viene a sumarse a las de Facundo, Alex y Alfonso, con lo que Abraham cerró una convocatoria con más jugadores defensivos que ofensivos, con la presencia en la lista de Borja Plaza y Fernán, con lo que la Segoviana recuperará al lateral que estaba en un buen momento de forma, y al mediapunta que se está mostrando como uno de los pocos capaces de coser el fútbol en el centro del campo gimnástico. Y no se puede olvidar el retorno de Manu, imprescindible en la medular.

El Fabril se estaba mostrando como el mejor equipo del grupo I de la Segunda División B hasta que la crisis del Deportivo de La Coruña vino a afectarle en el banquillo, porque Cristóbal Parrado pasó a dirigir los destinos del primer equipo, y el cambio de técnico vino a afectar al filial, que pasó a sumar dos puntos de nueve posibles, y con ello a perder el liderato de la competición en favor del Fuenlabrada. Ahora bien, tan solo una derrota jalona el paso del conjunto gallego, uno de los planteles más compensados de la categoría.

Es el de Coruña el desplazamiento más complicado que realizará la Gimnástica Segoviana en toda la temporada, y por ello la importancia de los puntos es mucho más grande, ya que en esta recta final de la primera vuelta el conjunto azulgrana se medirá a rivales de la zona baja de la clasificación, y por ello necesita llegar a esos partidos en disposición de alcanzar la zona media de la clasificación antes que hacerlo con la ansiedad del que sabe que necesita enlazar victorias para salir del descenso. Poco a poco los equipos van sumando puntos, aunque la igualdad es máxima, y por ello la décima plaza está a dos victorias, y a tan solo una el puesto de promoción. Pero teniendo en cuenta la dificultad que tiene la Segoviana para conseguir triunfos, algo que parece razonablemente cercano sigue estando lejos. Como en una maldición.

FuenteJ.M.  SEGOVIA
Compartir