juan-ignacio-zoido
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, durante su comparecencia esta mañana. / EFE
Publicidad

Por fin llegó el día de las comparecencias de los ministros del Interior y de Fomento en el Congreso para explicar la actuación de sus departamentos durante el caos vivido en la AP-6, la AP-61 y la AP-51 la noche del día de Reyes, durante el gran temporal de nieve que cayó en la provincia y que dejó a miles de viajeros atrapados en la autopista de peaje durante varias horas.

El primero en comparecer fue el responsable del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien habló por la mañana y aseguró que no va a dimitir de su cargo porque no cree tener responsabilidad política en la gestión realizada por su departamento ante el temporal de nieve. “Yo no voy a dimitir, no creo tener responsabilidad política en la gestión de esta circunstancia que se ha vivido derivada de una autopista concesionada”, declaró el ministro durante su comparecencia en la Comisión de Interior en el Congreso, en respuesta a las preguntas por parte de la oposición acerca de si pensaba abandonar su puesto. “Mi cargo está a disposición del presidente, yo por esto no debo dimitir”, insistió, según recogía Europa Press.

Asimismo, Zoido negó que se responsabilizara a los conductores de esta situación. “En ningún caso se ha responsabilizado a los conductores de quedarse atrapados en la AP-6, si no que se ha hecho la reflexión de por qué a algunos no les llegaron los avisos o por qué algunas recomendaciones no fueron atendidas”, apuntó.

JUAN IGNACIO ZOIDO: «No voy a dimitir, no creo tener responsabilidad política en la gestión de esta circunstancia»

El ministro aseguró también que “hubo previsión, planificación y capacidad de reacción” durante la gestión de esta crisis, así como una puesta a disposición de medios humanos y materiales, que fueron, a su juicio, “necesarios y acordes”.
Además, insistió en que la concesionaria tomó “decisiones que no fueron las acertadas”, no así el Gobierno que, a su juicio, “hizo todo lo posible para que se evitara que hubiera incidencias por el temporal”. Además, defendió que ya se han dado “todas las explicaciones necesarias” sobre lo ocurrido.

EXPEDIENTES SANCIONADORES Por su parte, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, compareció por la tarde y culpó también a la empresa concesionaria de la AP-6, Iberpistas, del colapso registrado la noche del temporal de nieve. De la Serna denunció que la concesionaria facilitó información “incompleta e insuficiente” a su departamento durante los hechos, lo que a su juicio era “decisivo” para resolver las incidencias registradas.

Durante su intervención en la Comisión de Fomento del Congreso, el ministro puso varios ejemplos de lo que calificó como “una deficiente información” por parte de Iberpistas a su departamento. Asimismo, denunció que existen “contradicciones” entre la información facilitada en el momento de la crisis, la misma noche del 6 de enero, y la que se incluye en los informes solicitados a la concesionaria, relativos al expediente informativo que le fue abierto por parte de Fomento tras los episodios de nevadas.

De la Serna confirmó la apertura de dos expedientes “graves” y de “máxima infracción” a Iberpistas: uno sancionador por las actuaciones durante la gestión de la crisis, y otro de penalización por incumplimiento de contrato, tal y como ya adelantó el lunes el director general de Tráfico, Gregorio Serrano. “Les puedo transmitir que en el día de hoy se ha procedido a incoar los dos expedientes sancionadores, una vez cerrado el expediente informativo”, declaró.

Mejorar la actuación de cara al futuro

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, insistió ayer en que los hechos ocurridos en la noche del 6 al 7 de enero deben servir para “sacar conclusiones” y explicó que su intención en un futuro es que “el hecho de que una vía no sea de gestión directa, no sea un hecho determinante para que se produzcan situaciones de estas circunstancias”. Así, indicó que la comisión de Seguridad Vial reunida tras la crisis ha trabajado con expertos para tratar posibles medidas de actuación en un futuro.

Entre estas propuestas realizadas, destacan la posibilidad de que durante las operaciones especiales de tráfico siempre haya un representante de todas las concesionarias en los centros de gestión de tráfico; que la decisión de abrir o cerrar una vía concesionaria corresponda en última instancia a la DGT; que los pasos de medianas en las vías estén siempre abiertos o practicables para poder cambiar de sentido vehículos y quitanieves; o que la DGT, Protección Civil o la Dirección General de Carreteras puedan activar la presencia de la UME.

Zoido también se expresó sobre que realizara el seguimiento de la gestión desde Sevilla, una actuación muy criticada por los partidos de la oposición, desde el mismo día de la crisis. “Cuando fui al partido Sevilla-Betis lo hice con el conocimiento de que la situación estaba controlada”, dijo a este respecto.

Compartir