Todavía no hay que guardar abrigos y bufandas, porque el frío será intenso en los próximos días./ KAMARERO
Publicidad

Tras dos semanas de primavera donde el buen tiempo ha sido la nota predominante, la estación recupera una de sus principales características como es la variabilidad y en los próximos días Segovia será una de las capitales españolas en las que el frío y la nieve devolverán el ambiente invernal.

La Agencia de Protección Civil de la Consejería de Fomento ha activado el aviso de fenómenos meteorológicos adversos en forma de temperaturas mínimas a partir de hoy jueves, donde se espera que los termómetros bajen hasta los seis grados bajo cero en algunas zonas de la provincia.

Un total de 18 provincias estarán este jueves 4 de abril en aviso por riesgo de temperaturas mínimas, nevadas, viento y fenómenos costeros, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que prevé una jornada con lluvias en el norte peninsular y Canarias.

El frío pondrá en aviso a Huesca, Teruel, Ávila, Burgos, Segovia, Soria, Girona y Lleida; León, Zamora y Ourense estarán en aviso por nevadas; y se han decretado avisos por oleaje en Málaga, A Coruña, Vizcaya y Guipúzcoa. Además, Cantabria y Asturias estarán en aviso por nevadas y olas, mientras que Lugo lo estará por viento y olas.

Según prevé la AEMET, se producirán precipitaciones de madrugada en el área del litoral cantábrico oriental, que irán remitiendo rápidamente.

También hay probabilidad de chubascos ocasionales por la mañana en el extremo nordeste de Cataluña y Menorca, aunque los cielos tenderán a poco nuboso.

En el día de hoy se esperan precipitaciones en forma de nieve en el extremo norte de la comunidad, con nevadas en cotas entre los 500 y los 800 metros, y descenderán las temperaturas notablemente en toda la región, acusando un descenso más notable en el norte y el este, con heladas generalizadas más intensas en las principales zonas de montaña.

Durante las jornadas del viernes y el sábado se espera que la probabilidad de precipitaciones en forma de nieve aumente, ocasionando nevadas en el Sistema Central, Ibérico y la Cordillera Cantábrica, con una cota entre los 1.000 y los 1.200 metros, que descenderá a los 800 metros a medida que avance el día. Las temperaturas mínimas permanecerán sin cambios o en ligero ascenso, mientras que las máximas continuarán bajando sobre todo en el sur de Castilla y León.