El público llenó el aforo del salón de actos del Hotel Cándido./KAMARERO
Publicidad

Acompañado por la plana mayor de su partido a nivel nacional y por el coordinador en Segovia Nazario Merino, el secretario general de VOX, Javier Ortega Smith pasaba sonriente ante los representantes de los movimientos y organizaciones de carácter antifascista que se congregaban en una de las entradas de acceso al Hotel Cándido, donde esperaban a los participantes en el acto político convocado por el partido en la tarde de ayer.

Al llegar a su altura y a modo de saludo, levantó el pulgar de su mano derecha, y los gritos y consignas contra la formación política arreciaron, en uno de los momentos de mayor tensión registrados antes de comenzar el acto político convocado por la formación liderada por Santiago Abascal.

La convocatoria realizada días antes por los colectivos autodenominados antifascistas para expresar su protesta contra la presencia en Segovia de los máximos dirigentes de VOX fue apoyada por más de un centenar de personas, que una hora antes del inicio del acto político ya se congregaban ante una de las verjas de acceso al Hotel Cándido, lugar elegido por el partido para desarrollar este acto.

En una de las entradas del establecimiento hostelero, apareció a primera hora de la mañana una pintada con la frase ‘No seáis cómplices del fascismo’, que fue rápidamente borrada por los responsables del establecimiento hostelero, lo que hacía presagiar una tarde cargada de tensión.

Los manifestantes recibieron a quienes asistieron al acto político coreando frases como ‘vosotros fascistas sois los terroristas’, lo que en algún momento propició algún intercambio de insultos entre ambas partes, que finalmente no llegó a mayores. Por parte de VOX, las consignas de los colectivos radicales de izquierda eran respondidas con la interpretación del himno nacional a los sones de la dulzaina y el tamboril o el popular ‘A por ellos’ con el que comienzan las fiestas de Cuéllar.

El fuerte dispositivo policial, en el que participaron efectivos de Policía Local y Cuerpo Nacional de Policía, hizo posible un pacífico desarrollo de la protesta, así como el normal devenir del acto político de VOX, en el que por primera vez pudo verse el espectacular crecimiento en el número de apoyos que ha experimentado esta formación en Segovia.

Así, el salón en el que se desarrolló el acto se quedó pequeño para albergar a las más de 300 personas que aceptaron la invitación del partido, con una significativa presencia de jóvenes que aplaudieron los postulados del partido expresados durante las distintas intervenciones que se sucedieron.

Ortega Smith –que entró en el salón con la conocida música de la banda sonora de la película ‘Rocky’- no se salió ni una sola línea del mensaje que propugna su formación, y  aunque no se refirió de forma expresa a asuntos como la inmigración o la violencia de género, recordó que el éxito de VOX en Andalucía supone “el inicio de la reconquista de los valores de la familia y de la vida”. Así, señaló que su partido representa a “la España que madruga”, y que llega al panorama político nacional para “cambiar el estado del bienestar de los políticos por el de los españoles”.

Los candidatos y las candidaturas, hasta abril

Tras una complicada jornada matutina en Burgos -donde Ortega Smith tuvo que sortear un intento de agresión en el acto político desarrollado en la capital castellana- el secretario general de VOX llegó a Segovia junto a los responsables de las vicesecretarías de Implantación Territorial y Juventud Salud Anguita y Luis Ulecia, y fue recibido por los principales responsables del partido en Segovia, Nazario Merino y Esther Núñez. Aunque se especulaba con que el acto de Segovia pudiera enmarcar la presentación del candidato o candidata de VOX a la alcaldía de Segovia en las próximas elecciones municipales, el secretario general del partido aseguró que no existe una decisión tomada «en ninguna de las provincias», ya que la intención de su formación es agotar el periodo marcado por la Ley Electoral para la formación de candidaturas, allá por el mes de abril.