Andrés Torquemada, como presidente del Consejo sectorial de la mujer, tomó la palabra al inicio del acto. / Kamarero
Publicidad

No caben más esperas, / más treguas al destino; / hoy decido poner final a nuestra historia / y volver a empezar yo sola mi camino… Leticia Núñez, alumna del Master en Comunicación con fines sociales de la Universidad de Valladolid, iniciaba con estos versos la lectura de un poema de Mª Paz Cerrejón en un acto de repulsa de la sociedad segoviana hacia la violencia de género.

La Plaza Mayor fue el escenario elegido por el Consejo sectorial de la mujer del Ayuntamiento para esta primera concentración del año, y para un minuto de silencio por las dos mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, así como un menor, desde el 14 de diciembre, cuando se celebró la anterior.

Leticia no estaba sola, pues en torno a las doce del mediodía un nutrido grupo de personas, a pesar de la jornada laboral, quiso contribuir con su presencia a denunciar el goteo incesante de violencia machista.

El poema fue leído a medias por otra estudiante del mismo Master, Sara Martín, mientras una de sus compañeras, Bárbara Tomiati, recordó las cifras de víctimas: en 2018, 47 mujeres eran asesinadas por sus parejas o exparejas y 39 mejores quedaban huérfanos.

Desde que se recogen estadísticas en el año 2003, 976 mujeres y 27 menores han sido asesinados, y 231 menores han quedado huérfanos.

Andrés Torquemada, concejal de Igualdad y presidente del Consejo de la mujer, tomó la palabra para decir que frente a quienes quieren “dar un paso atrás y retroceder, seguimos sumando fuerza para conseguir un país más justo y solidario”.