Los vecinos de Revenga, desde hace seis años que recuperaron la tradición, celebran la festividad de San Sebastián, su patrón, “de una manera muy austera”, con una procesión, amenizada por los Dulzaineros de Revenga, y una solemne misa. Después, el Ayuntamiento ofreció un aperitivo en el Salón del Consistorio al que estaban invitados todos los lugareños. / L. M.
Publicidad

Revenga vivió ayer una jornada festiva, honrando a su patrón, San Sebastián, con una procesión por las calles de la localidad y una misa oficiada por el párroco, Don Alejandro.

“Hace muchos años, décadas puede ser, estas fiestas de San Sebastián y San Blas (3 de febrero) se celebraban y eran muy importantes pero cuando la gente dejó un poco el pueblo para irse a trabajar a las fábricas y por cuenta ajena, se fueron perdiendo”, comentó Alfonso Nevado, alcalde pedáneo de Revenga, añadiendo que desde hace alrededor de seis años, trataron de recuperar dichas celebraciones, “de una manera muy austera”, pero con la intención de que perduren en el tiempo.

La jornada festiva comenzó con un pasacalles amenizado por los Dulzaineros de Revenga — grupo musical local muy comprometido y entregado con los actos que se celebran en el pueblo — quienes avisaron a los vecinos que se acercaba el momento de sacar a su patrón en procesión. Estos mismos músicos, “dando colorido a la fiesta”, según señaló Nevado, junto a la corporación municipal del Ayuntamiento y varios vecinos, acompañaron al Santo en su recorrido desde la iglesia parroquial de San Sebastián hasta la plaza Eras del Mayo, para bajar por la calle La Iglesia, de nuevo, hasta la parroquia revengana.

Las jotas de varias mujeres frente al patrón y los gritos de ¡viva San Sebastián! escoltaron la procesión.

La solemne misa precedió a un aperitivo ofrecido por el Consistorio de Revenga en el Salón del Ayuntamiento.

El sábado, 19 de enero, “vino el Grupo de Amigos de Madrona con su música tradicional, la iglesia estuvo prácticamente llena. Con esta víspera de San Sebastián pretendemos recuperar la Ronda Revengana, se han recuperado las canciones que había, hay un grupo que las está preparando y, si sigo como alcalde, me gustaría recoger toda esa tradición, así como las canciones del paloteo, en un libro”, anunció Nevado añadiendo su tremenda alegría ya que, el año pasado, se sumaron varias niñas al grupo de paloteo del pueblo, integrado tradicionalmente por los mozos.