Verae Abogados abandonará la gestión de Segovia 21

El despacho anunció su intención de renunciar a seguir como administradores de la entidad, que ha cambiado de nombre por el de Quinta Real, recuperando una vieja denominación

1044

El despacho segoviano de abogados Verae no seguirá gestionando Segovia 21, tras seis años al frente de esta sociedad, de la que es accionista mayoritaria la Diputación (95 por ciento), y una pequeña parte (5 restante) pertenece a la Cámara de Comercio de Segovia. Verae se hizo cargo de esta sociedad tras el cesó del primer Consejo de Administración, que presidía entonces Atilano Soto.

Así lo han anunciado los responsables de Verae en la última comisión informativa celebrada en la Diputación Provincial. Expusieron la situación financiera y jurídica de la sociedad, que ahora se denomina Quinta Real S.A.

En presencia de los 25 diputados provinciales, el portavoz de Verae, Javier de la Orden, señaló que dejarán la gestión, y explicó que su labor al frente de la sociedad había concluido, y que había llegado el momento de dejarlo.

El anuncio se produjo justo después de que la Audiencia Provincial confirmara en una sentencia que es nula la venta de las viviendas del complejo inmobiliario, como publicó la semana pasada este diario. En todo caso, desde Verae extrajeron como aspectos positivos de dicha sentencia el que las viviendas de lujo quedaran libres para su venta ahora.

En cuanto al nuevo nombre de la sociedad pública, Quinta Real S.A., fue aprobado por el Consejo de Administración a finales de noviembre, y supone la recuperación de una vieja denominación de la finca que tenía cuando fue adquirida por Fernando VII a mediados del siglo pasado.

Se cierra así una etapa que abrió Verae cuando la Diputación decidió en 2012 cesar al equipo gestor de Segovia 21 y encomendárselo al despacho de abogados, por entender que estaba habiendo gastos excesivamente elevados. Los nuevos gestores entregaron a la Justicia los contratos que tenía con la empresa Fomento Territorial para el desarrollo y urbanización del complejo, así como para la venta de las viviendas del complejo. En él también se construyó un campo de golf, se está levantando un Palacio de Congresos, y se comenzó un hotel por parte de la sociedad externa NH Segovia que luego cambió de denominación por el de Pesares Segovianos. Estas obras se encuentran paralizadas y tras ser hipotecado por Bankia, el banco lo puso a la venta.

Con aquel primer cambio de gestión se iniciaron numerosos pleitos cruzados y se complicó la situación financiera. Los antiguos administradores reclamaron indemnizaciones; la mayoría de los compradores de las viviendas renunció a ellas; Bankia cedió su accionariado a la Diputación y se desprendió de él por un euro en 2014. En 2016 Segovia 21 entró en concurso de acreedores
Ahora, el Consejo de Administración de Quinta Real deberá decidir si la gestión de la sociedad se externaliza o bien se asume directamente desde la Diputación.