24-01-Palacio-de-Vegas-de-M
Palacio de Vegas de Matute. / José Antonio Santos
Publicidad

Hace siglos, esta localidad debió llamarse Vegas y seguramente fue un barrio de Matute pero, el tiempo provocó el cambio del nombre que quedó tal y como lo conocemos.
Los primeros datos que han quedado recogidos sobre esta población se remontan a la Edad Media, cuando Alfonso VI de León y Castilla (1047-1109), reconquista los territorios situados al norte y sur de la Sierra de Guadarrama.

La familia de Los Segovia interviene de forma muy activa en la vida y en la historia de la localidad y su linaje continuó durante más de 500 años en la villa. En el año 1520, con la sublevación de los Comuneros, Don Pedro de Segovia fue de los que más señalaron al emperador. Los Comuneros le quemaron la casa principal y tuvo que retirarse a la que tenía en Vegas.
Como cosa curiosa, en estos años, también habitaron en Vegas algunos personajes relacionados con la Corte de los Reyes Carlos I y Felipe II, como el escribano real de Felipe II, Pedro Pérez, que llevó las negociaciones de paz en las disputas entre Segovia y Madrid por la Casa de Campo.

En el siglo XVI se realiza la obra más importante del pueblo, La iglesia de Santo Tomás de Canterbury, diseñada por Don Rodrigo Gil de Hontañón. Esta Iglesia comenzó siendo una capilla privada dedicada a San Pedro pero, después, se amplió para dar servicio a toda la población. La iglesia quedó terminada en el siglo XVII.
En el entorno de Vegas de Matute había varios molinos a lo largo del rio Moros. Sus nombres eran molino del Sauquillo, molino del Batán, molino de la Guapa… y, esto suponía la existencia de permanentes reparaciones a causa de las crecidas del río.

En Vegas de Matute, algunas familias que no se dedicaban a la agricultura y a la ganadería, dependían de la fabricación de cal y, en el año 1564, la construcción del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, sirvió para revitalizar su producción que continuó hasta mediados del siglo XX.
La población actual es de unos 300 vecinos, cifra muy inferior a la de los 800 habitantes que tenía en los primeros años del siglo XX pero, durante los años 60 y 70, una parte importante de los habitantes del pueblo, emigraron a Madrid y a otras zonas de España en busca de trabajo.

PATRIMONIO

En Vegas de Matute encontramos varios edificios, ejemplos de patrimonio histórico como la Iglesia de Santo Tomás de Canterbury. Esta iglesia es de estilo gótico y fue construida en el siglo XVI, cuando Don Pedro de Segovia mandó construir una capilla en honor a San Pedro para enterrarse y trasladar los restos de sus padres.
Para ello se puso en contacto con Gil de Hontañón, que se estaba encargando de la construcción de la iglesia de Villacastín.

La Capilla de San Pedro fue lo que hoy es los dos primeros tramos de la nave lateral de la iglesia. Esa capilla se fue quedando pequeña para una población creciente en el pueblo y en el año 1570, don Juan de Segovia, hijo de don Pedro, comendador de la provincia y procurador en las Cortes, encargó la ampliación a Gil de Hontañón .

El encargado de realizar la mayor parte de la obra fue don Juan del Camino, maestro de cantería y vecino de El Espinar y, quien la terminó, Pedro de la Concha. La financiación de esta ampliación recayó, principalmente en los vecinos de Vegas a través de los diezmos (pago de la décima parte de la renta) y los estamentos que estaban relacionados con esta iglesia eran el Cabildo, el Obispo de Segovia y las monjas de San Vicente. Se sabe que en el año 1660 estaba terminada y, en ella destaca su bóveda de crucería y el altar mayor, dedicado a Santo Tomás de Canterbury, cuya imagen aparece en la parte alta del retablo.

En la localidad destaca también el parque arqueológico Hornos del Zancao, inaugurado en el año 2008.

Este parque muestra la historia de la fabricación de cal a través de la combustión de rocas calizas. El proceso es sencillo y se ha realizado en muchas ocasiones a través de la historia.
Se cree que en Vegas debió existir algún horno de cal antes del siglo XVI pero, a partir de ese momento, su producción aumenta para abastecer a las obras del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

Aunque hay otras caleras, las del Zancao son las más importantes al estar compuestas de siete hornos, recientemente restaurados, que tienen algunas peculiaridades: En estos hornos se cuenta con “portales” o “solares” que consistían en una estancia realizada con paredes de piedra, alrededor de la boca del horno. Durante los días que duraba la cocción de las piedras de caliza, el calero debía permanecer junto al fuego para vigilar la temperatura.

El proceso era largo, de varios días, hasta que las piedras adquirían el color blanquecino propio de la cal viva. (“Hornos de Cal en Vegas de Matute”, de J. M. Muñoz y P. Schnell. Salamanca 2007).
Otros puntos de interés en su patrimonio son: La ermita de San Antonio del Cerro, compartida con las localidades de Las Navas de San Antonio y Zarzuela del Monte por estar en una ubicación cercana a los tres; la ermita de San Roque (siglo XVII) y la ermita de Nuestra Señora del Rosario (siglo XVII), rehabilitada por los vecinos con el apoyo del Ayuntamiento y el Obispado.

Además, también en esta localidad se encuentran el Palacio de Vegas, construido en el siglo XVI y, utilizado tiempo atrás como casa solariega, fábrica de embutidos y escuela de negocios; el Acueducto, que parte de los Calocos y cuyo tramo más sobresaliente es el arco de medio punto del Zancao; las Antiguas Minas de Caolín, cerca de la Risca del Río Moros, en el paraje conocido como “El Berrocal”; el Pozo de la Lobera, en el barrio del mismo nombre en Carcavilla; el Caño, centro de reuniones a la hora de rellenar los cántaros, su agua proviene del manantial conocido con el nombre de “El Manaero” y el potro de herrar, construido en la Edad Media, y que ha estado en uso hasta el final del siglo XX.

FIESTAS
Las fiestas principales a lo largo del año en Vegas de Matute son: La Fiesta de Santo Tomás, el 29 de diciembre y, el primer fin de semana de septiembre en que se celebra la Fiesta de la Virgen de Matute. En esta última, la imagen de la Virgen se traslada desde su ermita, que está a orillas del río Moros, hasta la iglesia parroquial, en el pueblo, donde permanecerá durante un mes.
Además, en la localidad, también hayotras fiestas como la de Santa Águeda,que normalmente se celebra el primer fin de semana de febrero y la de La Ascensión, en mayo. En la fiesta de La Ascensión, el viernes, los quintos suben un árbol desde el río Moros y lo plantan en la plaza del pueblo.

VEGAS DE MATUTE HOY
Su alcalde desde 2011, Juan Miguel Martín Useros (PSOE), comenta que aparte de los agricultores y ganaderos, en Vegas de Matute “hay gente que vive del sector servicios, gente que trabaja en Segovia y en Madrid y, mucho jubilado y, como curiosidad se puede comentar que parte de la urbanización de los Ángeles de San Rafael, pertenece a su término municipal.
En esta localidad, ubicada a unos 25 km de Segovia, el alcalde comenta que entre las obras previstas para hacer, están acometiendo una nave-almacén para poder conservar la maquinaria del Ayuntamiento y, además, están realizando un sondeo de agua nuevo para que complemente al existente y deben conectar el sondeo antiguo con el nuevo, para el abastecimiento de agua de la localidad. Por último, el alcalde añade en su lista de obras previstas, la ampliación del cementerio.

DÓNDE DORMIR EN VEGAS DE MATUTE
En esta localidad existen dos Casas Rurales, por un lado la Casa Rural “El Herren del Abuelo”, con capacidad para 17 personas. Es una Casa Rural de piedra y madera, construida recientemente, que cuenta con diversas habitaciones muy amplias y todas las comodidades que se pueden necesitar para disfrutar de unos días de descanso. “El Herren del Abuelo” tiene un amplio jardín y piscina para disfrutar durante el tiempo de verano.
Po otro lado, Vegas de Matute cuenta con otra casa rural, “La Casa Rural Las Vegas” o La Casona de Vegas, con capacidad para 26 personas. Esta casa está situada a los pies de la Sierra de Guadarrama y es ideal para grupos grandes. Dispone de 8 habitaciones individuales y nueve dormitorios dobles y, en ella encontramos una terraza, jardín y piscina.

DÓNDE COMER EN VEGAS DE MATUTE
En este pequeño pueblo segoviano cuentan con dos posibilidades a la hora de comer. Por un lado se encuentra el bar-restaurante de la piscina municipal o complejo deportivo, llamado La Dehesa, especializado en arroces y por otro el restaurante El Puente, donde se prepara un extraordinario cordero, cabrito, cochinillo… cocina tradicional.

RECETA:

Desde Vegas de Matute, Mari Luz, nos ha ofrecido la receta de un postre típico, muy típico de Vegas de Matute: Las Poleas.
Ingredientes: Antes se ponía grasa o manteca pero hoy se sustituye por el aceite de oliva, harina, leche, anises, aguardiente, canela (optativo), anís, azúcar y pan para freír
Modo de prepararlo: Se deshace la manteca o se pone aceite en una cacerola puesto al fuego, y se cubre con harina.
Cuando la harina está cubierta, se van añadiendo el resto de los ingredientes como la leche, el agua de cocer unos anises, aguardiente, hay quien añade canela y otros que no lo hacen, y un chorro de anís (embotellado) y azúcar.

Cuando se han añadido todos los ingredientes, se “cuaja” bien a base de moverlo y, por otro lado, se fríe pan y, se “hacen corruscos” y, cuando ya está hecha la masa, que queda como la de croquetas, espesa, se echa el pan, se une y se presenta todo junto.
Para que este postre tan especial no se pegue a la cazuela, deberá realizarse con un fuego medio o lento y, cuando la masa de las Poleas ya está hecha, se deja enfriar en una fuente y se toma frio.