Estado de las obras ayer al mediodía en la calle del Concilio de Trento. / E. A.
Publicidad

Vecinos de la antigua Colonia Pascual Marín, en el barrio de La Albuera, aseguran que las obras de renovación de redes que acomete el Ayuntamiento, y que afectan en este momento a las calles del Ángel del Alcázar y del Concilio de Trento, se están retrasando en relación al plazo de ejecución previsto cuando se adjudicó el lote al que corresponden.

El Ayuntamiento informó del inicio de estas obras el 25 de marzo y, según recoge el proyecto, el plazo máximo de ejecución era de 1,5 meses, contado a partir de la fecha de la firma del acta de comprobación del replanteo.

Como cada lote se licitó por separado, cuenta con un plan de obra que incluye una programación independiente y en este caso, según el citado proyecto, el cómputo total de días necesarios para acometer todos los trabajos, incluyendo la pavimentación, era de 31, plazo ya superado incluso excluyendo fines de semana y festivos.

Hay que tener en cuenta descansos en el mes de abril por la Semana Santa (los días 18 y 19 fueron Jueves Santo y Viernes Santo) y el Día de Castilla y León (día 23).

Vecinos de la zona han comentado su extrañeza porque esta es ya la octava semana de obras en la antigua colonia de viviendas que promovió el que fuera gobernador civil durante la dictadura franquista Pascual Marín Pérez (en los años cincuenta del siglo pasado), a quien está dedicada una de las principales calles de acceso al barrio.

En este sentido, algunos comparan el ritmo de la renovación de redes en este punto del barrio con el que se produjo entre finales de febrero y mediados de marzo en la calle del Prado, aunque en este caso el plan de obra indicaba una previsión de 21 días.

Teniendo en cuenta que el citado plan en el caso de las calles de la citada colonia estima un plazo de diez días para la reposición del pavimento, todo indica que los trabajos todavía se extenderán al menos hasta la primera semana de junio.

Una vecina de una de estas calles se ha dirigido a El Adelantado para informar de que algunos residentes han remitido quejas al Ayuntamiento, sin respuesta, por la permanente presencia de “socavones que impiden casi salir de las casas y de los garajes, con los obreros miccionando en los portales o en la calle”.

Se trata de las obras incluidas en el lote número 1 del proyecto número 1 de renovación de redes aprobado por el Gobierno municipal el año pasado, y adjudicado a la empresa D-Todo Ingeniería y Desarrollo el 18 de diciembre por 205.371,75 euros, la oferta económicamente más ventajosa. El presupuesto inicial ascendía a 256.778,89 euros.

El lote engloba actuaciones en las calles del Concilio de Trento, del Ángel del Alcázar, de Tejedores y de Enrique IV y la instalación de una tubería de bypass en la red entre las calles de Enrique IV y de Pascual Marín. En total se están renovando casi 500 metros de conducciones de abastecimiento e instalándose tuberías PEAD (de polietileno de alta densidad) que sustituyen a otras de fibrocemento con más de 40 años de antigüedad. El proyecto incluye la ejecución de 93 acometidas domiciliarias de abastecimiento.

Con las actuaciones planteadas se persigue tanto la mejora en la calidad de las conducciones, y por lo tanto la garantía del servicio de abastecimiento, como mallar la red en esta zona dotándola de una mayor seguridad frente a posibles fallos.

El Ayuntamiento quiere evitar con esta intervención las numerosas averías que estaba sufriendo la red en esta zona de La Albuera, lo que motivaba cortes del servicio entre otras molestias.

Acera pendiente

Por otro lado, con anterioridad se intervino, también en la red pero en un tramo de la calle de Tejedores, esquina con la de Pascual Marín, pero la pavimentación de la acera quedó pendiente durante semanas.

La concejala de Obras, Paloma Maroto, explicó a El Adelantado que se había comenzado a reponer con baldosa tradicional pero, al tratarse del tramo donde se encuentra el paso de peatones, el Ayuntamiento obliga al uso de baldosa de botón —podotáctil—, por una cuestión de accesibilidad, y la empresa ha estado esperando el suministro de este material especial, algo que por fin se ha producido y ayer mismo se procedió a la reposición del pavimento y al rebaje de la acera con las citadas baldosas.