Una de las votaciones que se llevaron a cabo durante el pleno ordinario de la Diputación ayer.
Una de las votaciones que se llevaron a cabo durante el pleno ordinario de la Diputación ayer. / Rocío Pardos
Publicidad

En un pleno ordinario de la Diputación Provincial de Segovia que se intuía tranquilo —con apenas 15 puntos en el orden del día, la mayoría de ellos daciones de cuenta y concesiones de medallas de oro a varios alcaldes por sus 25 años de labor en la provincia que se aprobaron por unanimidad— saltaron chispas cuando José Luis Vázquez, diputado del Grupo Socialista y regidor del Ayuntamiento de El Real Sitio de San Ildefonso, rogó al presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, revisar en el Plan de Carreteras la posible iniciación de las obras en el puente que une los municipios de Bernardos y Carbonero, “a tenor de la inquietud que ha suscitado la limitación de tonelaje”.

A la petición del diputado socialista, el presidente Vázquez afirmó que “la inquietud la ha provocado el Partido Socialista y más concretamente su secretario provincial (José Luis Aceves), una alarma social injustificada y una indignidad política más por parte de su secretario provincial que, como estamos en época preelectoral, le da más que nunca la demagogia” añadiendo que “el PSOE, en su nota de prensa del día 20 de febrero, dice que «los socialistas hemos advertido en los últimos años a la Diputación Provincial», falso, «incluso con la presentación de mociones», falso, no han presentado ninguna moción ni han tenido un debate aquí sobre el puente de Bernardos a Carbonero. Díganselo a su secretario provincial, que fue portavoz en la anterior legislatura, y ni abrió la boca con respecto a eso”.

Además, el presidente de la Diputación informó de que en el momento en el que se aprobó el Plan de Carreteras del 2016-2018, donde estaba incluía esa obra, el Grupo Socialista votó en contra de la intervención. “Ustedes votaron en contra y ahora están deslegitimados a pedir cualquier arreglo sobre el mismo, usted y los alcaldes, porque el alcalde de Bernardos ha venido aquí muchas veces y nunca ha hablado de ese puente”, siguió Vázquez.

El camino ya recorrido

Según explicó el presidente, la Diputación trabaja desde agosto de 2017 en la construcción del nuevo puente de Bernardos. Fue en ese mes cuando comenzó el estudio de alternativas entre las que se contemplaban tanto la ampliación del puente como la construcción de uno nuevo. Tras un detenido análisis técnico, finalmente se descartó la ampliación de la obra de fábrica por la incertidumbre que generaba su estado estructural y, además, ya se empezaban a observar algunas grietas en el pavimento.

Por este motivo, se realizó a finales de 2017 un estudio geológico y geotécnico para estudiar las condiciones del terreno fuera de cauce, en la ladera del río Eresma. El estudio fue realizado en diciembre de 2017 y los resultados entregados en enero de 2018.

Hace apenas dos meses, un decreto firmado por el presidente Vázquez, el 13 de diciembre de 2018, iniciaba y aprobaba el expediente para contratar la redacción del proyecto y dirección de obra, cuyo contrato, por importe de 33.759 euros, se firmó el pasado martes, 22 de febrero, con la empresa valenciana FVAI Structures Architectures S.L., que tiene dos meses de plazo para elaborarlo. A su término, se iniciará la contratación de las obras que abarcaría las anualidades de 2019 y 2020. El nuevo puente tendrá un presupuesto de 960.000 euros y será construido aguas abajo del actual.

Ahora y tras observarse una grieta longitudinal en el puente, el Grupo Popular procedió a limitar a 3,5 toneladas el peso máximo de los vehículos por dicha vía, instalándose para informar a los usuarios señales en los distintos accesos.

“En breve será necesario cortar totalmente al tráfico el puente para proceder al saneo e impermeabilización del pavimento en la zona asentada, obligando a prolongar el corte durante cuatro semanas hasta que fragüe el hormigón”, comentó el presidente.

Conclusión

El diputado socialista correspondió al presidente preguntándole por el “tono” empleado en su respuesta a lo que Vázquez contestó que “viene por las falsedades que ha vertido su secretario provincial. Si empiezan una campaña en este sentido lo mejor es atajarla de raíz o que se atengan a las consecuencias porque no me voy a callar sobre esto, ni aquí ni fuera. Esto es electoralismo y demagogia barata y creo que la responsabilidad de la agitación social la va a tener el Grupo Socialista, no el Grupo Popular en esta Diputación”.

Finalmente, los diputados socialistas informaron en nota de prensa sentirse satisfechos “de arrancar a un nervioso presidente de la Diputación un compromiso para solucionar el problema en el puente de Bernardos”.