Un momento en la Plaza de España de Valdepeñas en el que los participantes estaban bailando la jota "A la mancha, manchega" / EFE/ Elisa Laderas
Publicidad

Este sábado, el municipio de Valdepeñas reunió a 821 personas ataviadas con camisa blanca y pañuelo de hierbas se han ido distribuyendo para bailar la jota «A la mancha, manchega», y reivindicar el folclore tradicional de su Comunidad, que para muchos está considerado como «un plato de segunda», ha asegurado a Efe uno de los miembros de Fermento, Consoli Vivar.

A pesar de haber logrado juntar a tantas personas con un mismo fin,el resultado oficial no se conocerá hasta que Guinness confirme si se ha logrado o no batir el récord. Y, por consiguiente, arrebatrar el récord a Segovia.

La mayoría de los participantes pertenecían a grupos de danza de Castilla-La Mancha y de distintos puntos de España. Además de colectivos culturales y asociaciones de Madrid y Andalucía, entre otras comunidades autónomas. Todos ellos han tenido que bailar durante cinco minutos la jota elegida.

A ellos, se han sumado muchas personas a título particular que han aprendido a bailar la jota manchega a través de los tutoriales que Fermento ha colgado en sus redes sociales y de las diferentes sesiones de enseñanza.

Al final, «la jota de la solidaridad» se ha hecho realidad y 821 personas la han bailado con el ímpetu, alegría y orgullo de quien sabe que el esfuerzo tiene su recompensa, como han podido constatar los jueces y los testigos-jueces. Estos deberán remitir los informes, las fotos y los vídeos a Guinness para que, tras cotejarlos, puedan emitir su veredicto y decir si se ha logrado o no batir el récord de personas bailando la jota.

Por su parte, el 1 de abril de 2017, Segovia consiguió reunir a 729 personas en la Plaza de Azoguejo, a los pies del Acueducto. Para la ocasión, el emblemático monumento de la provincia se tiñó de azul para esta causa.

Esta inicitiva solidaria surgió de la asociación Autismo Segovia y el Ayuntamiento de la capital con el fin de dar visibilidad a los Trastorno del espectro del Autismo (TEA).

El récord fue comunicado en septiembre de ese mismo año, logrando desbancar a Zaragoza en esta disciplina, que logró reunir a un total de 314 personas. De este modo, consiguió el título ‘The Largest Jota Dance’, que a día de hoy y ante los acontecimientos sucedidos en Valdepeñas, corre peligro.