Trabajadores de una empresa de instalación de acometidas de gas, en una calle de Segovia. / KAMARERO
Publicidad

La Asociación Autónoma de Instaladores de Fontaneros y Calefactores de Segovia (Afycal) alerta de que la suspensión temporal de inversiones en las redes de gas anunciada por la compañía Naturgy afectará en la provincia a unas 140 empresas del sector, que ya desde el pasado viernes sufren las consecuencias del «paro» en altas de nuevas instalaciones de gas. Se trata de una decisión adoptada por la empresa a nivel nacional después de la propuesta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de recortar las retribuciones a la distribución, el transporte y la regasificación.

Esta situación, a juicio de Afycal y en consonancia con la postura de la Confederación Nacional de Asociaciones de Instaladores y Fluidos (Conaif), provocará un «lastre» para la actividad del sector, así como el despido de numerosos trabajadores por parte de las empresas instaladoras al no poder continuar con el modelo de negocio actual. En su opinión, esta decisión generará, no solo daños económicos a las empresas instaladoras, sino también, de forma indirecta, al resto de compañías y servicios asociados a la actividad de distribución de gas. De este modo, la patronal pide que se paralice la medida cuanto antes para evitar «hundir» el sector.

En concreto, en la provincia de Segovia, se trata de Nedgia, distribuidora de gas natural del grupo Naturgy, la que ha informado de la paralización temporal de la actividad en cuanto a captación y puesta en servicios de instalaciones. A este respecto, la patronal de instaladores a nivel nacional se reunió la semana pasada para estudiar la situación y las medidas a adoptar por Conaif ante la problemática y perjuicios ocasionados a la gran mayoría del colectivo de empresas instaladoras, y con la consiguiente situación de incertidumbre e inseguridad creados. Así, aconsejan a las asociaciones provinciales que soliciten, en el caso de Segovia a la delegación territorial de Nedgia, una confirmación por escrito de dicha decisión, para lo que proponen un modelo de carta, ya que la mayoría de asociaciones tienen firmado un acuerdo de colaboración con la compañía para la captación de puntos de suministro con unos compromisos ya adquiridos. En este sentido, desde la asociación segoviana tienen previsto seguir las indicaciones de la patronal y reclamarán información sobre: la extensión de las redes y acometidas en la provincia, puesta en servicio de instalaciones, inspección periódica, operaciones domiciliarias, atención de urgencias, mantenimiento de redes y acometidas y mantenimiento de instalaciones receptoras propiedad de Nedgia.

En los convenios suscritos con la compañía se establece una vigencia hasta el 31 de diciembre de 2018, y añade que «finalizado dicho plazo, se entenderá prorrogada tácitamente por periodos anuales, salvo que medie denuncia por cualquiera de las partes, quien deberá notificar por escrito la voluntad de no prorrogar el convenio, con una antelación mínima de un mes a la fecha de finalización del plazo inicial o del de cualquiera de sus prórrogas». Asimismo, Conaif está analizando jurídicamente la situación tomada unilateralmente por la compañía «que dispone de unas concesiones administrativas, generalmente regionales, que implican unos deberes y obligaciones para llevar a cabo la función de distribución de gas».