Una botella de etiqueta

La bodega segoviana Ossian, única de producción ecológica, obtiene la declaración como mejor Vino Blanco de España.

0

Al mundo de la gastronomía le cuelga hace tiempo el sambenito de cuestionar los premios que se obtienen. En este caso la elección como Mejor Vino Blanco de España para el vino segoviano Ossian 2007 ha venido de la mano de una democrática y popular votación de aficionados y profesionales en la que han participado más de 9.500 personas, lo cual desmonta el tópico de los galardones comprados.

Esta joven bodega nacida en Nieva hace cinco años, ha obtenido el más prestigioso reconocimiento que se entrega en nuestro país y con el que podrá identificarse a partir de ahora la etiqueta de sus vinos, amparados bajo la Denominación de Origen Rueda, y caracterizados por su producción natural.

No es la primera vez que se reconoce el valor de los caldos nevatos. Ya en 2006 quedó empatada a puntos esta bodega con otra situada en otra región española en una clasificación que hizo la Guía Peñín, la Biblia de los vinos.

La bodega Ossian se caracteriza por llevar a cabo cultivos ecológicos certificados desde el año 2000 y que la acreditan como la única bodega de este formato. Utiliza en sus cultivos uvas viejas de la variedad verdejo, de viñas centenarias y recogidas a mano para evitar su oxidación.

En la elaboración emplean levaduras autóctonas que permiten mantener su autenticidad y que, una vez embotellado se mantenga perfectamente conservado tras el corcho durante doce o quince años. Además, el vino se fermenta en barrica de madera francesa. “Filosofía cien por cien borgoñona”, recalca Ismael Gozalo, uno de los dos propietarios de la bodega segoviana.

La empresa ha apostado por ofrecer calidad, antes que por bajos precios. Por ello se ha ido ganando, con paso firme y continuo, una creciente, hasta el punto que de las 9.000 botellas producidas en su primera cosecha de 2005, se haya pasado hasta las 38.000 de la última añada.

Con este incremento imparable pero sostenido, más de la mitad de la cosecha de Ossian se comercializa en el extranjero, donde está presente en 23 mercados internacionales, y forma parte también de la selecta bodega de la Casa Real.