Una banca con beneficios… sociales

Las Jornadas de Economía Alternativa traen a Segovia el Proyecto FIARE, que apuesta por un sistema bancario que financie proyectos de economía social y solidaria

0

En tiempos excesivamente convulsos para un sector bancario sumido en la crisis más importante de su historia, surgen otras iniciativas que muestran la posibilidad de apostar por otros sistemas que basan su tarea no sólo en el beneficio económico, sino en que estos beneficios puedan llegar a la sociedad.

Esta filosofía es la que defiende y propugna el proyecto FIARE, una iniciativa de banca cooperativa que en España agrupa a más de 3.000 socios, y que ayer fue presentada en Segovia en el marco de las Jornadas de Economía Alternativa organizadas por la Coordinadora de ONGD de Segovia.

La responsable de desarrollo de la zona centro y sur de FIARE, Valle Contreras, fue la encargada de dar a conocer las características de esta iniciativa de banca ética que está planteada “como un medio y no como un fin” para poder desarrollar un modelo de economía sostenible.

Contreras explicó que FIADE «ofrece productos y servicios de banca convencional, pero con criterios éticos, y al organizarse como una cooperativa, facilita la participación democrática, la transparencia, la evaluación de los proyectos a financiar con criterios éticos y con valores que le dan este contenido».

La representante de esta organización asegura que la banca ética «introduce el concepto de que las relaciones económicas se basan siempre en decisiones en las que juegan determinados conceptos éticos, por lo que nuestras decisiones como cooperativa no se centran en el ánimo de lucro ni en maximizar los beneficios, sino en la persona».

En este sentido, precisó que «nuestro trabajo es ser sostenibles y viables, pero no a costa de plantear acciones orientadas al beneficio, porque somos un instrumento para dar un servicio.

Valle Contreras asegura que la actual crisis financiera «no hubiera llegado a la actual situación si se hubiera evitado la especulación», y manifestó que «si nos centramos en la economía real y no nos inventamos productos o financiamos más allá de nuestras posibilidades para ganar más dinero, evitaríamos muchos riesgos aunque tuviéramos menos beneficios. Asimismo, reconoció que esta situación ha hecho que muchas personas y empresas «se hayan puesto en contacto con nosotros para pedirnos información o bien para trasladar sus ahorros o hacerse socios».

Las jornadas concluyeron con la proyección de la película «Interferencias», de Pablo A. Zareceansky, en la que expone una realista versión sobre las causas y consecuencias de la crisis.