Una sociedad quiere invertir 28 millones en una central fotovoltaica

El Ayuntamiento de Segovia inicia el expediente para autorizar el uso excepcional en suelo rústico, en término de Perogordo, de las instalaciones proyectadas por Mursolar 24

1917

La sociedad Mursolar 24 promueve la instalación de una central solar fotovoltaica en un terreno rústico del barrio incorporado de Perogordo que supondría una inversión no inferior a los 28 millones de euros, según explicó ayer la alcaldesa, Clara Luquero, después de que la Junta de Gobierno Local autorizara el inicio de un expediente para autorizar el uso excepcional en suelo rústico de las instalaciones proyectadas.

La alcaldesa calificó de “importante” este proyecto, por la elevada inversión y porque supondrá la generación de empleo “tanto durante su construcción como después, por el mantenimiento y gestión de la planta”.

La iniciativa cuenta con declaración de evaluación medioambiental favorable por parte de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente desde el pasado 20 de septiembre, aunque se publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León el 4 de octubre.

En la misma, se indica que el proyecto estará sujeto a una serie de medidas preventivas y correctoras, como las distancias necesarias respecto a núcleos urbanos, vías de comunicación, etc., protección de fauna y vegetación, así como del arroyo del Vallador, situado en la zona, debiendo respetarse una distancia mínima de quince metros a su cauce, y protección de los caminos, con especial atención al Cordel de Paredones, Cordel de Abades y camino de Torredondo a Perogordo. En cuanto al patrimonio cultural, durante la fase de obras deberán señalizarse y balizarse una Cruz de piedra y los restos de una edificación tradicional.

Características

La central tiene por objeto la generación de energía eléctrica mediante paneles fotovoltaicos, con una producción eléctrica anual media estimada de 91,29 GWh, para un rendimiento del 81,2%. La energía generada se venderá mediante conexión a la red de distribución eléctrica desde la Subestación PGD Perogordo, lo que conlleva la construcción de una subestación transformadora particular y una línea de alta tensión subterránea para la evacuación de energía.

La parcela donde se ubicará tiene una superficie de 127,03 hectáreas, de las que se usarán 113,42. Se trata de un terreno de cultivo de secano que linda con la SG-20 y la vía de alta velocidad y con caminos parcelarios.

La superficie destinada a la captación solar se reparte en dos sectores divididos por la carretera N-110 y, a su vez, uno de ellos está dividido por el Cordel de los Paredones. En la fase de construcción está previsto un volumen de movimiento de tierras de entre 20.000 y 25.000 metros cúbicos.