Al mediodía ya estaba despejada la carretera pero quedaban señales de fuga de agua y de la reparación. / LAURA MARTÍNEZ
Publicidad

Un reventón en la red general de abastecimiento de la avenida Juan Carlos I ha dejado sin agua durante varias horas a varios vecinos y establecimientos del último tramo de esta vía y ha alterado el tráfico de la zona en la mañana del domingo. A las 13.30 horas de ayer se volvía a la normalidad, según informó la concejala Paloma Maroto, si bien habrá que rematar trabajos en el asfalto en los próximos días.

La avería se ha producido a la altura del número 12 de la avenida, cerca del bar La Alhambra. La Policía Local recibió el aviso de que había una fuga de agua sobre las tres de la madrugada del sábado al domingo y tras localizar a los fontaneros municipales se cortó el suministro. “A las ocho de la mañana ya estaban de nuevo trabajando en el lugar”, aseguró la concejala de Obras, Servicios e Infraestructuras, explicando que debido a la profundidad a la que se encuentra la tubería general se generó una montaña de arena y escombros que invadía parte del asfalto.

Para llevar a cabo la reparación se redujo el paso de vehículos al carril de subida, justo en la zona próxima a la parada del autobús. “Ha habido que descubrir, retirar el tubo donde se ha producido el reventón, poner el nuevo y volver a tapar, pero a la 13.30 horas ya se ha dado el agua”, informó ayer Paloma Maroto. También quedó despejada la vía y el tráfico se normalizó, ya que los escombros que aún quedaban se retiraron a un lateral de la calle. Según la primera información que manejaba la concejala, la avería ha afectado al suministro de la primera manzana de ese tramo de la avenida de Juan Carlos I, así como a alguna comunidad de la calle Agapito Marazuela.

Renovación de la red

El Ayuntamiento ha renovado la red de abastecimiento en los dos primeros tramos de la avenida Juan Carlos I, —desde la rotonda de El Espolón hasta el Servicio Territorial de Sanidad y desde ahí hasta el cruce con la avenida de la Constitución— y queda pendiente la intervención en el tercero y último que es donde, precisamente, se ha registrado este fin de semana la avería. “Se ha producido en el empalme de la tubería nueva y la vieja” comentaba Paloma Maroto.

La intervención en la sección que va desde el cruce de la avenida de la Constitución hasta el Arco de Madrid es más compleja que las anteriores porque, además de cambiar la tubería, se necesita un “reductor de presión” pero tenemos el “proyecto preparado y hay que ejecutarlo cuando haya presupuesto porque la tubería vieja está dando problemas”, declaraba la concejala de Obras.