Un nuevo autobús se incorpora a la flota, que será renovada en parte en dos años

Cuatro vehículos nuevos llegarán en primavera, y, a priori, otro número similar durante 2015

3

Segovia estuvo ayer de estreno, a pesar de no ser la festividad del patrón de la ciudad, San Pedro, día habitual de inauguraciones y cortes de cintas. Como ya avanzó EL ADELANTADO, a lo largo de este mes de diciembre un nuevo autobús iba a incorporarse a la flota del transporte público; y , ayer, penúltimo día del año, el vehículo fue presentado a los pies del Acueducto, aunque sin la ‘parafernalia’ que arrastran los estrenos de cada 29 de junio.

Dos años antes de que expire el contrato con la actual concesionaria del servicio de transporte, el Ayuntamientote Segovia, en virtud del acuerdo alcanzado con la empresa, «Urbanos de Segovia», ha comenzado a renovar la flota.

Un nuevo autobús se incorporó ayer y otros cuatro más lo harán en primavera, mientras que se espera que en 2015 lleguen entre cinco y siete nuevos autobuses, en la pretensión de que, al finalizar el actual contrato, la mitad de la flota haya sido renovada.

La Plaza de la Artillería fue escenario de la presentación del primer autobús con el que arranca la renovación. Se trata de un autobús marca MAN, fabricado en Alemania y carrozado en Santiago de Compostela, de 10,46 metros de largo y con capacidad para 18 personas sentadas, 59 de pie y 2 sillas de ruedas. Es un diesel considerado vehículo ecológico avanzado. Está dotado con un sistema (catalogado como EEV) que pertenece a una nueva generación de motores que cumplen con la normativa europea de contaminación medioambiental.

A la presentación asistieron el alcalde, Pedro Arahuetes, y las concejalas de Tráfico, María José de Andrés y de Vías y Obras, Medio Ambiente y Protección Civil, Paloma Maroto, además del edil de IU, Luis Peñalosa. También estuvieron presentes responsables de la empresa «Urbanos de Segovia», técnicos municipales, y varios miembros de la Coordinadora de Discapacitados, que pudieron probar la rampa especial que incorpora el autobús para facilitar el acceso a personas en sillas de ruedas, carritos de niños y personas con movilidad reducida.

De Andrés precisó que con la incorporación de este vehículo, cuyo precio alcanza los 198.000 euros, el servicio de transporte urbano de la ciudad, cuenta con una flota de 18 coches marca MAN y 4 Iveco, además del autobús turístico y el eléctrico. Hasta ahora, 21 autobuses circulan diariamente por la ciudad y los dos restantes permiten establecer rotaciones para el mantenimiento de los vehículos y las correspondientes revisiones.El nuevo autobús permitirá tener en la cochera un vehículo parado en perfecto estado y a punto para sustituir a cualquiera en el mismo momento en el que se produzca la avería.

La concejala indicó que el propósito es que el nuevo autobús preste el servicio en las líneas que más viajeros soportan, como son el «Circular» -línea 4- y la línea 5 Colón-Nueva Segovia-Colón.

Renovación pactada con la adjudicataria

El Ayuntamiento no quiere que el servicio de autobuses urbanos, que transporta a más de 3 millones de viajeros al año y goza de reconocido prestigio, rebaje su calidad en los próximos años. El incremento de las averías, especialmente palpables en el verano de 2012, alimentaron dudas si autobuses urbanos iban a poder ‘aguantar’ cuatro años más, esto es, hasta el año 2016, cumpliendo así los doce años de vigencia del contrato de concesión. De esta manera, el Ayuntamiento y la empresa iniciaron conversaciones a principios de año para que la concesionaria renovara parte de la flota de autobuses.

Un informe elaborado por «Urbanos de Segovia» puso en evidencia que los autobuses que comenzaron a rodar en 2004, todos ellos de la marca MAN, aún operativos, presentaban diversas deficiencias que, de no solucionarse, podrían provocar averías. Las averías estaban relacionadas con problemas relacionados con la circulación diario por suelo adoquinado, en una ciudad con una difícil orografía. De hecho, los autobuses MAN que comenzaron a circular en 2004, que acumulan más de 700.000 kilómetros, no han sufrido averías de motor; una garantía que ha hecho que la empresa se haya decantado porque el nuevo autobús sea fabricado por la marca alemana. El alcalde, Pedro Arahuetes, indicó que “en 4 ó 5 meses” la flota se va a renovar un 20%. El objetivo es llegar al 50% en 2016 y, en ese año, adjudicar el nuevo contrato. La nueva empresa asumiría los autobuses incorporados en los dos últimos años.