Un millar de segovianos claman en la calle contra la reforma laboral

Los ciudadanos secundaron la convocatoria de las organizaciones sindicales UGT y CCOO, cuyos líderes reclamaron al Gobierno del PP que rectifique mediante el diálogo social

Un millar de segovianos salieron ayer a la calle para protestar contra la reforma laboral recientemente aprobada por el Gobierno del PP. Encabezada por una gran pancarta con el lema “No a la reforma laboral”, que portaban los líderes sindicales segovianos, la manifestación convocada en Segovia por UGT y CCOO salió a las doce del mediodía de la avenida Fernández Ladreda, seguida por centenares de segovianos que mostraron su rechazo a una reforma que califican de “salvaje, antisindicalista y desreguladora del equilibrio de las normas laborales”.

En su recorrido, los participantes corearon gritos contra el Ejecutivo del PP y a favor de la clase obrera, con frases como: “Viva la lucha de la clase obrera”, “ERE al Gobierno, todos al infierno”, y “Que paguen los banqueros, no los obreros”. Además de otras pancartas con lemas como: “No podemos apretarnos el cinturón y bajarnos los pantalones al mismo tiempo”, muchos manifestantes llevaban banderines coloridos de los sindicatos mayoritarios, así como numerosas banderas republicanas.

La manifestación continuó por la calle Real hasta la biblioteca pública, donde giró por la calle Herrería, y por la calle José Canalejas llegó hasta la plaza de la Subdelegación del Gobierno, donde los primeros en llegar esperaron unos veinte minutos hasta que llegaron todos los manifestantes, que llenaron la plaza del Seminario, en una de las manifestaciones con mayor afluencia de personas de los últimos años en Segovia.

Entre los participantes se encontraba el secretario provincial del PSOE, Juan Luis Gordo, acompañado de varios disputados provinciales de su partido, y alcaldes y concejales de la provincia. También asistió el coordinador provincial de IU, José Ángel Frías, con ediles de su grupo; y el concejal de Empleo y Tecnología del Ayuntamiento de Segovia, Javier Giráldez. En declaraciones a los medios, Juan Luis Gordo acusó al Partido Popular de “romper el espíritu constitucional” con la reforma laboral”. “Es una agresión a la negociación colectiva, pero también implica la precarización del trabajo”, apuntó.

El secretario provincial del PSOE explicó que hay fórmulas alternativas, “como la mejora de la producción, los incentivos a los empresarios para la contratación de jóvenes, pero nos parece que van más allá, están haciendo contrareformas constitucionales”. Gordo teme que si el PP gana las próximas elecciones en Andalucía continuará con este tipo de reformas, “porque todo indica que están reservando el paquete más fuerte para después de las elecciones andaluzas”.

Porsu parte, el secretario provincial de CCOO, Ignacio Velasco, y la secretaria regional de Organización de UGT, Luz Blanca Cosío, animaron a los presentes en la manifestación a seguir luchando contra la reforma laboral del “sí amo”. “Se acabó el equilibrio, a partir de ahora habrá amos y siervos; no se va a crear empleo; el despido será libre y barato; y España quedará al nivel de un país asiático. Volvemos al siglo XIX”, denunciaron. Las organizaciones sindicales anuncian más movilizaciones para los próximos meses.

50.000 personas se manifestaron en Castilla y León

Las calles de las capitales de provincia de Castilla y León se inundaron ayer con alrededor de 50.000 personas, que secundaron las movilizaciones convocadas por CCOO y UGT contra la reforma laboral aprobada por el Gobierno, en una jornada de ensayo a las protestas que las centrales sindicales mantendrán en el tiempo frente al “cocktail” de “recortes” que se espera del PP y con la mirada puesta en una convocatoria general. La manifestación más numerosa se registró en Valladolid, con 25.000 personas, según estimaciones sindicales (10.000, según la Policía Local), seguida por Salamanca y León (unas 10.000 en cada caso), Burgos (8.000, según los sindicatos y más de 4.000, según la policía), Palencia (5.000), Ávila y Zamora (2.000 en cada una); Soria (1.700, según UGT y CCOO, y 1.200 según la policía).

Los secretarios autonómicos de CCOO y UGT, Ángel Hernández y Agustín Prieto, que salieron a la calle en Valladolid, advirtieron de que las protestas de ayer sirven para “calentar motores” e ir “cargando fuerzas ante el inicio de una “senda de movilizaciones” para hacer frente a los nuevos ataques que se esperan de los ‘populares’ a los derechos de los ciudadanos durante los próximos meses. Las manifestaciones sindicales recibieron el apoyo de numerosos dirigentes de PSOE e IU en cada una de las provincias. Hernández explicó que la manifestación celebrada en todas las capitales de provincia de Castilla y León, marca el inicio de unas movilizaciones que serán “sostenidas” en el tiempo. Aseguró que la reforma laboral del Ejecutivo de Mariano Rajoy es el “primer eslabón” de una cadena de medidas, que incluirán también la reforma de la ley que regula las huelgas.

En los mismos términos se expresó Agustín Prieto. El ugetista precisó que las movilizaciones de los dos sindicatos mayoritarios de la Comunidad, UGT y CCOO, seguirán una evolución “ascendente” y añadió que en los próximas semanas planificarán “encierros” y otras manifestaciones para el 29 de febrero. Además, aseguró que todas estas protestas desembocarán donde “quieran los trabajadores” y, en concreto, en una “respuesta mucho más contundente”.

Prieto indicó al inicio de la manifestación que el objetivo de su organización es trasladar a los gobernantes el “cierto cabreo” que tienen los trabajadores por la “tropelía” cometida por el Gobierno. Aseguró que “jamás en la democracia” se habían sobrepasado las “líneas rojas”, pese a los “muchos contratiempos” que se han presentado en su opinión con las diferentes legislaciones laborales.

FuenteJUANA HITA 
Compartir