Publicidad

Los centenares de usuarios de la piscina municipal al aire libre no pudieron ayer hacer uso de sus instalaciones  debido al cierre de las instalaciones por un problema técnico.   La concejala de Deportes Marían Rueda, explicó que el problema se detectó minutos antes de la apertura de las instalaciones, donde los  trabajadores detectaron una considerable pérdida de agua en la pileta central sin motivo aparente. Tras revisar las instalaciones, se advirtió que una de las válvulas de admisión de agua estaba abierta y a través de ella se había producido un escape de agua que motivó la pérdida del volumen total de la pileta central.

Tras conocer el problema, el Ayuntamiento ordenó el cierre al público de las instalaciones, y a lo largo del día de ayer se procedió a revisar todo el sistema técnico y al rellenado de la piscina, por lo que presumiblemente hoy jueves volverán a abrir al público “si no se detecta ningún problema”, aseguró la concejala.

Efectivos de la Policía Local se trasladaron hasta las piscinas municipales para levantar un atestado sobre este suceso, que servirá como base para las posibles reclamaciones que el Ayuntamiento pueda realizar a la empresa adjudicataria , a la que se abrirá un expediente para delimitar sus responsabilidades.