Un hijo y un nieto de Donald Trump pasan una jornada de caza en Segovia

1770

El hijo mayor de Donald Trump y uno de sus nietos disfrutaron hace unos días de una jornada de caza en la provincia de Segovia, concretamente en la localidad de Muñopedro.

El primogénito de los Trump llegó a Segovia el jueves con un gran séquito de seguridad, y se alojó en la finca Dehesa del Caballero, que cuenta con amplias instalaciones para la práctica de la caza. Al día siguiente, viernes, dejó Segovia, para trasladarse hasta Soria, donde también aprovechó su visita para disfrutar de la caza, en este caso, en un coto privado en Muriel de la Fuente. Tanto él como sus acompañantes se alojaron en la capital y en un municipio de la provincia, cuyo nombre no ha trascendido.

No es la primera vez que esta finca segoviana acoge a figuras ilustres nortemericanas. Ya en el año 2000 el expresidente estadounidense George Bush padre acudió a este coto, regentado por el conde de Añover de Tormes, José Alcázar. En él, Bush prácticó el tiro al plato y sus acompañantes participaron en una montería donde abatieron 44 jabalíes.

Se trata de la tercera ocasión en que el hijo del presidente estadounidense viaja a España para practicar la caza, una de sus actividades favoritas, tras visitar el año pasado Teruel y Ávila. En abril de 2018 Donald Trump Jr. recorrió las localidades turolenses de Beceite, Mora de Rubielos, Nogueruelas y Linares de Mora, donde participó en actividades cinegéticas y degustó la gastronomía de la zona. En noviembre viajó a la Sierra de Gredos, en Ávila, donde también disfrutó de una de sus pasiones.

Venir a España a practicar la caza es una actividad que ha atraído a personalidades como el actor James Stewart. Y Carolina de Mónaco lo hace cada otoño en Extremadura.