Un esfuerzo compartido

La Caixa facilitó un total de 190 puestos de trabajo a personas en situación de vulnerabilidad social en la provincia a través del programa Incorpora, en el que han colaborado 71 empresas locales

122
Trabajadores, voluntarios y responsables del programa posan tras la firma del acuerdo de renovación con las entidades colaboradoras. / EL ADELANTADO
Publicidad

El programa de integración laboral de “la Caixa”, Incorpora, facilitó 190 puestos de trabajo a personas vulnerables en Segovia a lo largo de 2018. Esto ha sido posible gracias a la implicación de 71 empresas segovianas en este proyecto de responsabilidad social.

De las 190 inserciones realizadas durante 2018 a través del programa Incorpora en Segovia, 113 han sido mujeres y 77, hombres. Además, 66 de las inserciones han sido de personas con alguna discapacidad, y 124 de personas en riesgo o situación de exclusión, según informa la entidad bancaria en una nota de prensa.

La Caixa acaba de renovar el acuerdo de colaboración para desarrollar el programa Incorpora con 22 entidades sociales de Castilla y León dedicadas a la integración laboral de personas con especiales dificultades para encontrar trabajo. En concreto, en Segovia son dos las entidades colaboradoras con el programa: Espávila Segovia y COCEMFE Segovia.

Incorpora ofrece a las empresas un servicio gratuito de asesoramiento y acompañamiento en acciones de responsabilidad social, en este caso centradas en la integración laboral de personas en situación de vulnerabilidad, como personas con discapacidad, jóvenes en riesgo de exclusión, víctimas de violencia de género, parados de larga duración y exreclusos, entre otros.

Incorpora tiene como principal objetivo tender puentes entre las empresas y las entidades sociales que se dedican a la integración laboral con el fin de crear un clima de entendimiento y colaboración entre ambas que redunde en oportunidades para quienes más lo necesitan.

Los técnicos constituyen una figura esencial en el programa Incorpora. De ellos depende el éxito tanto de la persona contratada como de la empresa contratante. En el caso de Segovia, se ha creado una red con 4 de estos profesionales.

La inserción de cada persona en el mercado laboral constituye un proceso personalizado que incluye actuaciones simultáneas y posteriores a la contratación.

Entre las tareas que realizan los técnicos de inserción laboral se incluyen la prospección de empresas, el seguimiento del proceso de formación del beneficiario, el acompañamiento laboral de las personas insertadas, la solución de los posibles conflictos que puedan surgir en el marco de la relación laboral y el fomento de la colaboración de nuevas empresas con el programa.