La mayoría de los participantes en estos dos programas de la Diputación son mujeres, como se puede ver en esta imagen de las asistentes a la jornada. / nerea llorente
La mayoría de los participantes en estos dos programas de la Diputación son mujeres, como se puede ver en esta imagen de las asistentes a la jornada. / nerea llorente
Publicidad

La gran familia de las Aulas de Manualidades y Aulas Sociales de la Diputación Provincial ha despedido hoy el curso con una jornada festiva en el Centro de Servicios Sociales La Fuencisla, después de un año de convivencia e integración social en las actividades que se han desarrollado en más de 160 municipios de la provincia. Cerca de 1.500 personas, en su mayoría mujeres, se han desplazado en más de treinta autobuses desde todos los puntos de la provincia para disfrutar de un encuentro festivo, “en un momento único del año”, como expresaba el diputado del Área de Asuntos Sociales y Deportes, Miguel Ángel de Vicente, que junto al presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, y otros diputados, han acompañado a los asistentes en la jornada, y agradecieron su participación en dos de los programas más importantes del área.

Por un lado, una gran carpa instalada para este día acogió a los participantes en las Aulas, cada uno con un pañuelo de color diferente, dependiendo de las cuatro zonas en las que se divide la provincia, gestionadas por cada uno de los centros agrupados de acción social: azul, el CEAAS del Real Sitio de San Ildefonso; amarillo, el de Cuéllar; rojo, el de Cantalejo, y verde, el de Prádena.

Desde las once y media de la mañana se han ido desarrollando actividades diversas, en el escenario, con la gran actuación antes de la comida de Las Pituister, con su “maravilloso mundo de las otras crisis”. Así, ha habido exhibiciones de técnicas de manualidades, digitopuntura, una ruta saludable, una muestra de terapias no farmacológicas, una exposición de aperos de labranza, una exhibición de juegos autóctonos o una serie de visitas guiadas por el centro residencial, que han permitido a los participantes conocer rincones como el centro ocupacional o las unidades de convivencia.

No en vano, si algo se ha tratado de hacer en esta edición del encuentro anual, es dar a conocer uno de los centros que dependen del Área de Asuntos Sociales y que, desde hace ya tiempo, organiza diferentes actividades actividades intergeneracionales con un fin aperturista hacia la sociedad; algo que también destacó el presidente provincial en sus palabras. “Sepan que este es un lugar en el que siempre serán bienvenidos y, más importante aún, bien recibidos”, apuntó.

Francisco Vázquez ha agradecido a los asistentes su participación en esta jornada de confraternización. “Éste es también un modo de agradecerles a ustedes y a sus monitores, que hayan convertido estos proyectos en dos de los programas estrella del Área de Asuntos Sociales e, incluso, me atrevo a decir, de toda la institución provincial”, ha afirmado.

Al lado de la carpa, y en varias paelleras, un grupo de cocineros preparaba una gran paella, que fue degustada al término de las intervenciones por los asistentes, repartidos en el fenomenal espacio verde del Centro de ‘La Fuencisla’.

Con actividades programadas hasta las 19.30 horas, que han incluido hasta un concierto del grupo La Década Prodigiosa, las conversaciones sobre todo tipo de asuntos y el intercambio de experiencias fueron las notas predominantes en un evento en el que todas las personas asistentes han compartido a la hora de comer paella y risas, no permitiendo que la amenaza del tiempo estropease un bonito día de encuentro.