Imagen José Luis Tejedor durante una cerrera ciclista en carretera. / EL ADELANTADO
Publicidad

José Luis Tejedor es un empresario segoviano que se ha propuesto el reto de terminar la carrera ciclista París-Brest-París (PBP) que tendrá lugar el próximo 18 de agosto. Esta carrera, de carácter profesional, nació en 1891 y está considerada como una de las pruebas ciclistas más duras del mundo. Con el paso de los años y el interés que ha surgido por los aficionados a las dos ruedas se ha abierto al mundo amateur.

Está considerada como una de las pruebas de larga duración y autosuficiencia más duras del planeta. Los participantes deben recorrer 1.250 kilómetros y ascender un desnivel positivo de más de 12.500 metros que hay entre las ciudades de París a Brest y vuelta a la capital francesa. Los participantes deben realizar la carrera en menos de noventa horas y enfrentándose a un perfil irregular y a un clima muy cambiante. Durante todo el recorrido José Luis estará completamente sólo ya que uno de los requisitos de la carrera es que los corredores no pueden recibir ningún tipo de apoyo.

El reto al que se enfrenta el ciclista segoviano es un reto personal y solidario en el que persigue el objetivo de recaudar un total de 2.500 euros que irán destinados íntegramente a los niños huérfanos de Mozambique. La iniciativa solidaria “busca ofrecer un futuro y unas condiciones de vida dignas a los gaiatos, huérfanos mozambiqueños, rechazados y discriminados por las instituciones y en alto riesgo de exclusión o vulnerabilidad”, según reza el lema de la campaña.

La carrera, que se celebra cada cuatro años, sólo es apta para los corredores más resistentes. Uno de los requisitos más importantes para la inscripción es que únicamente pueden participar aquellos corredores que hayan completado en el mismo año una serie de etapas de ciclismo de gran formato. Para colaborar con José Luis y ayudarle a conseguir su objetivo todo el que lo desee podrá colaborar aportando su granito de arena en la página web del Grupo Tejedor Lázaro.

Un luchador de corazón

Tejedor es un gran aficionado al deporte en general, aunque el baloncesto ha sido siempre su gran debilidad. Una operación a corazón abierto cuando tenía diecisiete años le enseñó que la vida hay que vivirla con intensidad y disfrutando el camino más que la meta. El ciclismo llegó a su vida hace cuatro años, aportándole el espacio de reflexión, disfrute y sufrimiento que José Luis necesita en su día a día. De esta manera ha conseguido completar diversas pruebas de larga distancia tanto en bicicleta de carretera como de montaña. Al segoviano le motivan especialmente las pruebas de larga distancia y de autosuficiencia donde poner el cuerpo y la mente a prueba es su principal motivación.

Todo el dinero que consiga recaudar se destinará a la Fundación Mozambique Sur que lucha contra la pobreza, el hambre y la desnutrición de los niños de Mozambique. El objetivo es ofrecer un futuro y unas condiciones de vida dignas para los gaiatos, una palabra que significa “traviesos” y con la que se conoce a los huérfanos mozambiqueños, rechazados y discriminados por las instituciones. El objetivo es recaudar 2.500€ antes del 18 de agosto, de los cuales, hasta la fecha, ya se han recaudado 1.035 gracias a los donativos desinteresados de particulares.