7_1marce-recinto-ferial
La alcaldesa y las damas inauguraron en la noche del Jueves el recinto ferial./M.G.
Publicidad

¡Qué pasa, majos! ¡qué pasa, majas!. El inicio del pregón con el que Samantha Vallejo-Nájera se encargó de abrir las fiestas de San Juan y San Pedro dejó claro desde sus primeras palabras la voluntad de la chef televisiva de mostrar su cariño por una tierra que “aunque se vaya una de ella, Segovia se va con una”.  Con el verano definitivamente instalado en Segovia, miles de personas se congregaron en la Plaza de la Artillería para participar en el acto inaugural de las fiestas, que encontró en Vallejo Nájera una entregada a la causa segoviana, trufando su pregón con referencias personales y familiares.

Así, la popular experta en cocina recordaba sus “primeros negocios” en La Granja cuando iba al Real Sitio con sus padres y “vendía piedras frente al palacio y limpiaba los cristales de los coches en el Club de Tiro por que yo siempre he sido una ‘business woman’”. Después recordó acompañar a Segovia a sus primas francesas que “venían cada verano a morrease con los segovianos”, e ir a la Plaza Mayor a comprar una bicicleta “que me tenía que durar hasta que me casara”.

También hubo tiempo para evocar el magnífico patrimonio de Segovia, y señaló que “me gusta pensar que Disney se inspiró en el Alcázar, porque para mí es un cuento de hadas”, así como la belleza del Romeral de San Marcos, que le llevó a estudiar Paisajismo siguiendo el ejemplo de Leandro Silva.

Las inevitables referencias a la gastronomía no pudieron faltar, y reconoció que a “mí me veis en MasterChef, muy tiquismiquis, que si las esferificaciones, palabra que nunca sabré decir, que si el nitrógeno… ¡pero no os engañéis!: a mí me van mucho más el cochifrito, el cordero, el cochinillo, la caldereta, el picadillo, los judiones… y de postre el ponche y, ojo, algo muy de aquí ¡los florones!”.

También valoró la importante actividad cultural y universitaria de Segovia, y se congratuló de saber que “cualquier fin de semana aquí hay plan”. “Pocas ciudades pueden presumir de tener el Hay Festival, Titirimundi, el MUCES, El Folk Segovia, una cartelera como la del Juan Bravo o la programación en La Cárcel. Y si da la casualidad de que vienes y no hay nada ¡Siempre están los bares, y el dyc- cola y el anís Castellana… y toda la gente maravillosa que te hace sentir como en casa!”, aseguró.

El  pregón sirvió como prólogo de unas fiestas en las que Beatríz García Martín comenzó su mandato como Alcaldesa de las fiestas con la preceptiva recepción de la montera de manos de su antecesora, así como la proclamación oficial de las damas que estos días le acompañarán en el programa festivo. El castillo de fuegos artificiales desde los altos del Cementerio y el concierto de Diana Navarro pusieron el colofón a una brillante jornada inaugural, presagio de lo que vendrá.